lunes, 24 de abril de 2017

"Un cuerpo, por más que lo pongas desnudo en fondo blanco y sin expresión, no es neutral nunca. Lo que significa es una cosa construída colectivamente". Lucía Naser en el FIDEBA esta semana en Buenos Aires


*****

Este lunes 22 y hasta el 30 de abril se desarrolla en Buenos Aires el Festival Internacional de Danza Emergente [toda la programación la encuentran acá]. El sábado aprovechamos para compartir una reflexión de la siempre interesante artista y socióloga uruguaya Lucía Naser. Este jueves a las 17.30 estará haciendo ERROR 404 en la Universidad Nacional de las Artes, sede Bartolomé Mitre, con entrada gratuita.
 
Nosotros vimos la obra hace un año en Uruguay y allí mismo tuvimos la posibilidad de charlar extensamente con ella [ver acá]. Transcribimos algo de lo que ya escribimos:

"Error 404 está teñida por el asesinato de Nadia Vera, productora mexicana, amiga y una de las directoras del festival de danza 4x4, en Xalapa.

La muerte de Nadia está directamente relacionada a su militancia en contra del gobernador del Estado de Veracruz. "El gobernador ha asesinado a un número de periodistas -que no son sus amigos- de un modo espeluznante. Hay mucha persecusión. Nadia era una persona muy activista, no solamente en el plano de la cultura, sino también con Yo soy 132, con la elección de Peña Nieto, con Ayotzinapa", recuerda Lucía. El resultado fue un cuerpo vejado, torturado, violado, asesinado. "Toda esta radicalidad política que nosotros concebimos que estamos practicando en la danza, está demasiado cómoda en relación a lo que pasa cuando uno es radical en el mundo real", reflexiona".

En esa misma conversación apareció este pensamiento acerca del valor de la transgresión que vale la pena volver a leer y escuchar:

"Por un lado entiendo, que somos personas singulares, que cada uno tiene sus procesos, que una obra es diferente para cualquier persona que la mira; pero por otro (y acá me pongo socióloga) hay una falta de reconocimiento de cuánto los ambientes en los que estamos nos determinan. Vos te conmovés diferente si ves a tu tu grupo de referentes conmovidos por algo. Ahí hay algo que se activa y decís: 'Esto debería conmoverme'. Es hipócrita decir que somos sujetos y nos relacionamos de manera singular con las cosas. Me incomoda un poco eso. ¿No será que nuestros gustos estéticos en la danza también son una especie de consenso formado por esta microcomunidad y que lo que me gusta o no, no está tan librado a mi sensibilidad, sino que hay una construcción ahí? Todo bien con que la danza contemporánea haya querido quebrar los parámetros más rígidos de recepción y codificación. No sé si lo logró tanto, pero negar y hacer de cuenta que ya estamos del otro lado hace que no nos enfrentemos al problema de que construimos sentido colectivamente. Un cuerpo, por más que lo pongas desnudo en fondo blanco y sin expresión, no es neutral nunca. Lo que significa es una cosa construída colectivamente. Eso por un lado. Y por otro, volviendo al tema de la transgresión, me conflictúa esta apuesta al valor de la transgresión en sí. Está bien que transgredamos lo que el cuerpo puede hacer, lo que no debe hacer, los parámetros de comunicación, transgredimos los formatos de presentación, los modos de significación. ¿Y? Ya demostramos que somos capaces de eso, que te puedo poner la concha en la cara, que puedo llevarte a un lugar y hacerte ver mi obra tirado en el piso en un rincón, puedo transgredir tu lugar de espectador y convertirte en protagonista, puedo transgredir mi lugar de artista y venir sin obra. Tá, ya demostramos que somos capaces de todo eso. Pero se me está quedando un poco pobre esa absolutización del valor de la transgresión. Porque veo lo que le pasa a mis amigas que no están en la danza, veo lo que le pasa a mi pareja y todo ese esfuerzo por descolocar al otro... ¿después qué? ¿Le voy a dar algo más allá de descolocarlo e incomodarlo?"
 

***** 

Para escuchar el fragmento del programa clickeá ACÁ. 

***** 

 

martes, 18 de abril de 2017

"Cada día se pierde una lengua en el mundo y eso es muy triste. Con el canto conservamos palabras" - Entrevista a Ema Cuañeri y Uli Gomez


*****

Programa N° 597. Nos visitaron Ema Cuañeri y Ulises Gomez. Ella es cantante, embajadora del pueblo qom y docente; él es músico y estudioso de la música de raíz. Vinieron de Formosa para presentar los cantos ancestrales que Ema viene recopilando desde hace más de 35 años, a los que Uli se suma desde el bombo, las uñas o el berimbao con un toque sutil y a conciencia.

¿Cómo transmitir lo que sucede cuando Ema abre la boca para cantar Shimeigaishí o Tonolec? Ya lo escucharán, pero en ese canto resuena una historia (personal) que es también la de su comunidad; resuena lo profundo, lo que se viene amasando desde hace tantas generaciones; resuena el tiempo de la búsqueda de una melodía olvidada; resuenan las guerras y las persecuiones, su cosmovisón, la tensión entre lo antiguo y lo nuevo; resuena el dolor y el orgullo de ser lo que es. 

"Nosotros somos un pueblo ágrafo y para mantener la lengua nos vimos en la necesidad de escribir (....) Cada día se pierde una lengua en el mundo y eso es muy triste. Con el canto conservamos palabras. Yo recupero palabras, por ejemplo la palabra mamita es una que se está por perder y yo la incluyo en los cantos."  

Ema resalta la responsabilidad que implica cantar. Cuañeri quiere decir "desde lo antiguo o profundo", entonces no es de extrañar que su trabajo de conservarción sea -posiblemente- la misión de su vida. 

¿Por qué canta? "Mi papá tuvo la ventaja de elegir la partera para mi mamá. En aquel tiempo la partera tenía que tener cierta cordura, ciertos dones para el bien de la comunidad y para preservar la cultura. Después de mucho tiempo pregunté a mi papá por qué esas ganas de cantar y ese es un don que ella me entregó. Yo no estudié música, no tengo noción de una nota en el pentagrama, pero tengo el don para cantar porque esa partera que asistió a mi mamá en al campo me dió ese don", nos dijo.

El recorrido de la charla: el apellido Cuañeri y su significado / ¿por qué canta? / la matanza de Napalpí / el canto que se transmite a través de los sueños ("De repente estoy soñanado y tengo un tema... Es una responsabilidad, es una carga y hay que sacarlo") / su tía / memoria, canto y danza qom / la convivencia de lo ancestral y lo nuevo / la escolarización y la enseñanza bilingüe / la madre superiora que al terminar la primaria le dijo: "Vos sos inteligente, dejá de ser india" / la necesidad de escribir para no perder la lengua / la asociación de educadores originarios.

*****

Acá descargan la entrevista. Abajo tienen dos videos en vivo en nuestros estudios.

*****
 


*****



jueves, 13 de abril de 2017

"Los límites que quiero desoir son los de mi imaginación, los de mi cabeza" - Entrevista a Carca

Antes de su presentación de mañana viernes 14 a las 21:00 en el Xirgu Espacio Untref, Carca se sentó un largo rato a charlar con nosotros. De Miss Universo a Pappo, de la exploración de los propios límites al rock sónico, de su padre al futuro cercano. Todo en una charla para escuchar acá.



*****

Programa N° 596. Carca es un pedazo de rock argentino. Desde comienzos de los 90 viene construyendo, inquebrantable, un camino propio que se dibuja al costadito para quien quiera transitarlo desde la escucha. ¿Hay que desmalezar bastante para dar con él? Es posible. Así sucede con los artistas que funcionan como lados B. Si el lado A es lo mainstream, lo que suena por todos lados, ahí está Carca - el solista, pero también el que forma parte de Babasónicos y sabe perfectamente en qué consiste lo mainstream- dando vida a un lado B más libre, con más lugar para la experimentación, recuperando al rock argentino de los 60s y 70s, pero siempre con la mira puesta en el futuro. 

Todo este palabrerío es poca cosa al lado de un compilado casero armado con Sentada en la luz del sol, Ultratumba, Visiones del campo, Nubes negras, La entidad o Bailarín. Hagan la prueba.

En la conversa que pasamos al aire el sábado pasado Carca nos contó que en este momento está preparando un disco nuevo en el que volverá a una "cosa ecléctica determinante" como fue en Miss Universo. "Vuelvo al eclecticismo para no tener límites en nada - nos dijo. Yo nunca tuve límites, solamente de presupuesto (risas), pero a nivel artístico no".

Su intención es producir un disco largo, "pero sin pruritos a la hora de la elección de lo que es música y qué no, o que es una canción y qué no".

"Yo nunca tuve límites, solamente de presupuesto (risas), pero a nivel artístico no".

Luego de unas semana en que se vió afectado por una infección pulmonar, nos recibió amablemente en su casa para charlar largo y tendido a pesar del malestar que lo aquejaba aún. Hicimos un repaso de su historia desde el momento en que decide disolver Tía Newton para asumirse solista, hasta el futuro cercano. Hablamos de la composición sin límites / los 90s / Melero / el rock sónico / su admiración por Pappo / Hendrix / la música que se escuchaba en su casa / su padre / cómo aparecen canciones como Nubes negras, La Entidad o Bailarín.

*****


*****


*****

Miss Universo. "Miss Universo fue muy jugado para su época. Hoy en día todos tenemos un lindo recuerdo, fue muy festejado y eso me da la pauta de que cualquier cúmulo de fragmentos musicales y de canciones mezcladas, en algún momento se transforma en una unidad y en un disco que te gusta... o no".

Los límites. "Si alguien conoce de límites a la hora de grabar un disco soy yo. Siempre lo hice sin presupuesto, pero no hay límites en lo desvergonzado. Los límites que quiero desoir son los de mi imaginación, los de mi cabeza".

Melero. "Soy una especie de criatura de Melero. El me enseñó mucho, me enseñó cómo ser un artista, me mostró el artista que había dentro mío sin tener que ser un mero ejecutante de un instrumento musical, que eso lo pueden hacer casi todos las personas".

El rock sónico. "Yo me puse totalmente en desacuerdo con el rock sónico".

Pappo I. "No encuentro quien haya mamado de la música de Pappo. Toda la herencia de Pappo, en un punto, es un poco clacisista y ortodoxa".

Pappo II. "Pappo era único en el mundo y en el universo, uno de los pocos tipos que puede hacer un solo de ocho minutos. En uno de los discos de Pappos Blues hace un solo como de diez minutos que se llama Tumba (Cementerio). Siempre que lo comparto con alguien, a los cinco minutos le pregunto: "¿En algún momento te la bajó?". "Y, no". Claro que no. Es un solo largo y cada fraseo es impresionante. Encima no hay mucho misterio; el misterio son los dedos de él, la escala se la podés enseñar a cualquiera, pero mover la mano de abajo para arriba con esa expresividad es algo único".

"Soy una especie de criatura de Melero. El me enseñó mucho, me enseñó cómo ser un artista, me mostró el artista que había dentro mío sin tener que ser un mero ejecutante de un instrumento musical".

Sé vos. "Yo tengo, por suerte, un estilo como guitarrista que podría definir como único en su forma, porque he buscado toda la vida esa forma. Lo valioso -o lo válido- es buscar tu propio ser, tu propio yo. Por ejemplo, hacer temas de Hendrix yo no puedo, no me dan ganas. Si Hendrix me enseñó algo es sé vos mismo. Hay una voz que dice: 'Sé vos mismo'. (...) Es un compositor del futuro. Los últimos dos años de vida del negro son una lección de libertad, de locura, de desenfado, de sinverguenza. Yo me agarro de eso, porque si me agarrase de querer tocar como él sería otra cosa".

Su padre. "Para mi viejo la música tenía que ser rítmica y feliz... y fácil, simple".

El futuro. "Yo creo que soy una artista de ahora, si pienso que soy de los 90s me mato. Yo creo en el futuro de la música".

lunes, 10 de abril de 2017

Arte y verdad


*****

Capítulos I y II. Así como el año pasado lo hicimos con la obra de Nietzche, junto a Oscar Cuervo este 2017 encaramos una nueva temporada con el anhelo de hablar de arte desde un enfoque filosófico. O mejor dicho: ¿qué dicen y piensan los filósofos del arte? Lo titulamos Arte y verdad.  "No vamos a hacerle decir a la filosofía qué es el arte, primero porque la filosofía no tiene autoridad para decirlo, y en segundo lugar porque la filosofía no sabe qué es el arte", advirtió.

Aquí dejamos las dos primeras intervenciones que incluyen la pregunta por el sentido del sentido del mundo / ¿qué es el arte? / la evidencia del arte y cómo está presente en nuestras vidas / el problema del arte como mercancía /¿si le quitamos el carácter de mercancía queda algo? / la pertinencia o no de la filosofía para decir algo sobre el arte / Una pregunta: ¿los artistas piensan el arte?

***** 



*****

 

***** 

Capítulo I lo descargan acá
Capítulo II acá.

jueves, 6 de abril de 2017

"Como si aún tuviera / una culpa / por haber tomado / ese riesgo ineludible / de quererlo todo" . Natalia Romero lee sus poemas.


*****

Programa N° 595. Natalia Romero es poeta. Nació en Bahía Blanca y tiene dos libros editados: Elijo (2011) y Nací en verano (2014). 

En diciembre de 2016 nos cruzamos en el ciclo 4 de copas que organiza Álvaro Urrutia en BB. Allí leyó unos poemas que iban a formar parte de un libro que se llamaría Nuestra Fe. Eso se fue ampliando y terminó en Puede que la muerte mienta, poemario que está buscando su edición y que se caracteriza por trabajar con lo sensible casi como tocándolo.

Recordando aquella lectura, nos acercamos a su casa y la grabamos leyendo esos nuevos poemas. Además, en piso sumamos (torpemente) nuestra voz para Nacimiento, poema que dice así:

Le pregunté a la abuela
por el día de mi nacimiento.
¿Qué hacías
cuando tu hija
se convertía en madre?
La abuela
se acomoda el volado
de la camisa de domingo
ese azul, ahora gastado
por el sol de las tardes
sentada en la vereda.
Hace un movimiento con los ojos
uno que no puedo seguir
se queda quieta en la virgen
esa, que cambia de color
con el clima.
La virgen está violeta
es la humedad, va a llover.
Me acuerdo
del día en que me enteré
que al nacer mamá
la abuela casi se muere.
La partera se asustó
mamá nació
en una sala de hospital
y la abuela temblaba.
Me contaron que el médico
le preguntó a mi abuelo
a quién salvamos
a las dos, respondió.
Claro que a las dos, dijo
como excusándose.
Y cada vez que lo cuenta
es lo mismo.
Como si aún tuviera
una culpa
por haber tomado
ese riesgo ineludible
de quererlo todo.


*****

La primera parte del programa con las lecturas de Natalia Romero la pueden escuchar acá.