viernes, 24 de marzo de 2017

"La idea era hacer un disco accesible" - Entrevista a Lucas Martí

Hoy a las 21:00 hs vuelve a tocar en Matienzo en plan solista. Lo acompañarán Nicolás Pedrero en guitarra, Ezequiel Kronenberg en bajo, Marcelo Baraj en batería, y Juli Sky y Sofía Vítola en coros. En nuestro último programa hablamos de su nuevo disco 'Las sombras que evadimos' y anunciamos el show de hoy. Escuchar acá.


*****

Desde hace un tiempo Lucas busca que sus shows sean previsibles, por lo tanto no es descabellado pensar que hoy por la noche en Matienzo no faltará Dolor + Miedo, ni Lo tan que me siento, ni Pon en práctica tu ley, ni Por el vértigo, ni Date y dame o No encajes, joyas de una obra que va por el décimo disco en solitario - inclyendo el EP Por 200 años más y el disco a dúo con Darío Jalfin El hijo principal- y que uno nunca termina de descubrir del todo... por suerte. ¿Por dónde entrar a ese mundo y ser tratado amablemente? ¿Por dónde conviene no hacerlo? Posiblemente, el show de hoy por la noche sea una buena forma de zambullirse en el costado más amable, cantábile y bailable de su música. 

Lucas divide su discografía solista en dos: la parte pop y la parte más experimental. En alguna charla, refiriéndose a Primer y último acto de noción - uno de los puntos altos de su trabajo- me dijo que discos como ese eran como su lado B. ¿Cómo entender esto? En 2005, luego de disolver A-Tirador Láser, edita en simultáneo Primer y último acto de noción y Simplemente. "Lo que hice fue sacar toda la parte que iba mejor con la guitarra y la llevé hacia un lado [Primer y último...], y los temas que creía que eran más pop fueron para Simplemente, que ahora a la distancia me doy cuenta que es uno de los discos más raros que hice", graficó hace un tiempo en una charla que seguía así:

- Ese es un gesto que te permite difuminar tu personalidad artística en distintos discos y proyectos. 

- Lo que pasó es que separé las cosas, pero me dí cuenta que una me gustaba más que la otra.
 
- ¿La de Simplemente?
 
- Y si. Me divertía y me interesaba más. Lo otro sentía que era una parte mía y no la quería dejar, pero me daba un poco de paja. Entonces, de alguna manera, si tengo que poner las dos cosas, una me interesa más que otra.
 
El peso de su lado A sobre su lado B, digamos, se nota en sus conciertos. Puede que sea injusto para con la parte más experimental de su obra, aquella donde también aparecen canciones que nos hacen pensar que Lucas Martí es un compositor fuera de serie (un error en el rock argentino de los 2000), pero podríamos pensarlo como un anzuelo para después ir a bucear a sus discos e incluso más atrás a A-Tirador Láser.

*****


*****

Este concierto, además, incluirá tres canciones de su flamante LP Las sombras que evadimos: Autopista escapar, Recuperemos un minuto y Te sigo

Lo primero que salta al oído es la mayor presencia de la guitarra electrica. "El concepto general del disco era que la guitarra sea el instrumento predominante e ir desplazando casi por completo al teclado", nos dijo en la conversación del sábado. "Lo digo pensando en mis discos solistas, no en otros proyectos y cosas que estoy haciendo donde me interesa seguir trabajando con teclados y con electrónica".  

Se explaya un poco más: "Los discos pop que hago yo considero que son una misma propuesta que va mutando. Cuando hice Pon en práctica tu ley con teclados de los 80s, la idea era que ese sonido evolucione hacia algo más rockero. Lo hice con El gran desconocido popular y ahora lo acentué un poco más. El objetivo es que sea algo un poco más extremo. Quizás después de eso revierto todo y empiezo a hacer otra cosa. La idea es que sea algo que está en movimiento".

"Siento que mis discos más que ser un reflejo de algo, a veces son medio premonitorios"

Como sucede con las obras que son poco condescendientes con quien escucha, las canciones de Lucas requieren de un tiempo de degustación. Pero Las sombras que evadimos, extrañamente, contiene melodías que se impregnan en la primera escucha y quedan resonando, por ejemplo las tres que eligió para el show de esta noche. "La idea fue hacer un disco de canciones accesibles, entre comillas. Siento que mis discos más que ser un reflejo de algo, a veces son medio premonitorios. Este es un disco que lo empecé a hacer y me quebré el brazo, y me tuvieron que operar. Estábamos por grabar las guitarras y me pasó eso", recuerda.

- ¿Andando en skate?
 
- Si.
 
- ¿Fractura expuesta?

- Tengo un brazo robótico, ¿ves? Tengo un fierro acá [se señala el brazo]. Me hice mierda y eso pasó dos días antes de que fuésemos a grabar las guitarras. El día que grabamos las baterías yo estaba con un ruido en la cabeza que no me paraba, los oídos me hacían "shshshhsh". Yo ya tenía todo el concepto del disco y hice la tapa esa.
 
- ¿Ya lo tenías?
 
- Si. Igual no hay una canción que refleje el sentimiento del disco. Sí la tapa. Yo le quería poner al disco Afrontar las consecuencias de ser humano, pero justo los Kuryaki sacaron La humanidad o nosotros. Y apareció este título que me parece que es mejor. Son los miedos que tienen que ver con lo monstruoso.

*****

Para escuchar la entrevista acá.

*****

PD: Algunas de las declaraciones para esta nota están sacadas de otra entrevista realizada a Lucas Martí hace unos meses, razón por la cual no las encontrarán en la telefónica del sábado.

No hay comentarios: