jueves, 31 de octubre de 2013

Video de Nebbia on the radio - *Esto pasa en La Tribu*



En 1973 Litto edita "Muerte en la catedral". Discazo. Viene con un famoso librito, reeditado recientemente a través de Pagina /12, en el que aparecían poesías que escribía en aquella época. Cuenta Litto que leía mucho a los surrealistas franceses y a poetas latinoamericanos como César Vallejo y Fernando Pessoa para incorporar un universo que le permitiera seguir siendo él pero con nuevos elementos a la hora de escribir los textos de una canción. Para que la canción no sea siempre la misma. En esta reflexión amplía el concepto.

lunes, 28 de octubre de 2013

Litto Nebbia en una entrevista para descargar



Patologías Culturales, el programa, nos ha dado la posibilidad de charlar con varios de los músicos que contribuyeron a esto que somos como personas. En alguna oportunidad, pensando en Moris, se me ocurrió que "De nada sirve" ha sido una canción que dejó en varios de nosotros una huella muy profunda al enunciar: "De qué sirven las heladeras y lavarropas / televisores y coches nuevos / y relaciones y amistades y posiciones / si están podridos y aburridos de este mundo que está podrido"Manifiesto anti evasión y anti consumo, es posible que haya sido una de las primeras canciones que escuché en plantear la inutilidad del tener por tener de una manera tan contundente y directa. Probablemente, alguna de esas lineas hayan marcado mi forma de ver la cosa. 

Con Litto Nebbia pasa lo mismo. Que nos guste el rock y la música toda tiene que ver con él indudablemente. El sábado pasado tuvimos la chance de compartir una hora de charla. Lo hicimos junto a mis amigos Pablo Vidal (artífice del encuentro) y Oscar Cuervo. En lo que a mi respecta, es la 4ta vez que lo entrevisto y siempre es (y será) un acontecimiento. El solo hecho de pensar en lo que significa me pone la piel de gallina pues es ni más ni menos que el responsable de que en el rock argentino se cante en castellano. Hasta que no vino Nebbia con Los Gatos Salvajes y sintió que necesitaba expresarse y escribir en su idioma, el rock era en inglés o no era. Su gran aporte fue hacer de esa música una cosa distinta y "La respuesta" (1965) fue la canción con la que empezó a abrir el camino. 

Para 1973, Litto ya se había corrido de los límites que imponía el rock como género para empezar a establecer lazos con otras músicas y otros músicos. La materialización de eso fue Muerte en la Catedral, ese gran disco que está cumpliendo 40 años y que ha sido el comienzo de un sendero que Litto nunca más desanduvo. Mientras hoy discutimos si el rock fue o no absorbido por el mercado (¿qué duda cabe de que fue así?), él apenas entrados los 70s ya se sentía encorsetado y empezaba a notar que el rock le quedaba chico y lo asfixiaba. Por eso fue al encuentro de músicos provenientes del jazz. 

Uno a veces pierde de vista estas cosas porque Litto no es de detenerse demasiado tiempo en el pasado. Si se da una vuelta es porque nosotros lo invitamos a que lo evoque en función de tal o cual canción o melodía que redescubrimos y rescatamos por su belleza y originalidad ( con la obra de Nebbia eso sucede todo el tiempo y en cierto modo es una suerte pensar que aún son muchos los discos que nos quedan por descubrir). Entonces, decía, lo llevamos hacia el pasado pensando en una época en que todo estaba por hacerse; él, gustoso, acepta el convite pero afortunadamente se las ingenia para volver a poner cabeza en lo próximo porque, para su modo de ver las cosas, lo que falta por hacer es mucho. Por eso lo admiramos también. No en vano, una de las frases que más lo representan es: "Yo no permito que impidan seguir". 

Actualmente está por hacer un concierto conjunto con La Perla Irregular el 2/11 en el bar La Perla donde juntos recrearán un repertorio que incluye temas de los dos y canciones de admiradas bandas de los 60s como The AnimalsBeach Boys o The Beatles

Hasta el momento lo último que editó es un disco con su nueva formación Aire fresco integrada por Daniel Hommer y Juan Ingaramo. Empezaron en formato trío pero se convirtió rápidamente en un cuarteto cuando sumaron a Leopoldo Deza; actualmente ya ni se sabe qué es, se podría decir que muta en función de lo que la canción pida. Y esa fue una de nuestras primeras preguntas: ¿Cómo darse cuenta de lo que pide una canción?

Aquí dejamos la entrevista para descargar. La nota cierra con un regalo: la pre-mezcla de una canción suya inédita que fue compuesta en 1970 y que canta Leo García. Se llama "Canción de los inocentes".  Está incluida en un disco de Leo que verá la luz el año que viene y cuenta con producción del propio Litto.  ¡Inmensamente agradecidos!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hablamos por teléfono con Lucio Mantel. El viernes 1/11 (que viene) va a despedir el año con un gran concierto en La Trastienda mientras empieza a pensar cuál será la personalidad sonora de su próximo trabajo. 

2013 fue el año en el que editó Unas horas, disco grabado en los estudios ION con su cuarteto de cuerdas donde -además de recrear temas de sus dos discos anteriores como la hermosa "Bailar con tu sombra"- se permitió incorporar tres canciones que son, cada una, un universo en sí mismo: "Para ir" de Luis A. Spinetta, "El Boliche" de Eduardo Mateo y "Jöga" de Borjk. Aquí anuncia algunos de los rasgos que tendrá el concierto donde

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más adelante escuchamos dos canciones del disco nuevo de Luciana Jury, que se llama "En desmesura".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

sábado, 26 de octubre de 2013

miércoles, 23 de octubre de 2013

Forjando la huella - Entrevista a Marcelo Ezquiaga para descargar



                                                              *****

En la vida de cualquier persona la relación con la música comienza casi desde la cuna. No es una decisión, sucede. La música está en el aire y se establece con ella, voluntaria o involuntariamente, un contacto. 

Nuestro programa N°419 estuvo dedicado a Marcelo Ezquiaga. El jueves 24/10 (hoy), en el ND Ateneo, va a festejar diez años de música y se refiere -específicamente- a los diez años que transcurrieron desde que editó su primer disco al frente de Mi Tortuga Montreaux. En consecuencia, hablamos de diez años con la música grabada.

Su historia con los discos comenzó en 2003 con Mar del plata en invierno pero se venía cocinando desde unos años antes. El país se desplomaba y Marcelo grababa en su departamento en el barrio de Congreso, siempre y cuando el ruido de las cacerolas lo permitiera y no se colara en medio de alguna toma. Con esa experiencia entendió que había un modo de hacer y de editar que se correspondía con ese tiempo que le tocaba vivir, uno donde las compañías discográficas no tocaban la puerta de casi nadie y donde a falta de recursos, había que inventarlos. 

Paralelamente, se fue moldeando -y no hablamos solo de Marcelo sino que bien se puede hacer extensivo al resto de los músicos- una idea sobre la independencia que era hija de la necesidad pero que empezaba a significar mucho más que sonar de cualquier modo. El caso de Ezquiaga es un ejemplo de cómo se podía producir y editar desde la autogestión, teniendo una propuesta estética y artística profunda, y tratando de no resignar calidad sonora. Esa idea se fue puliendo a medida que se sucedieron los discos hasta llegar a sonar impecablemente.

En 2004 llegó Mapa. En esa época Mi Tortuga Montreaux se transformó en una banda, lo que en los hechos significó que ya no había un solo comandante sino que cada idea fue puesta a consideración de los demás integrantes. Marcelo dirá que es un disco que le gusta pero a su vez remarcará que es el que menos puede defender. Tiene que ver con que para ese entonces ya había entendido que el funcionamiento de banda no era lo que más disfrutaba. En un momento de la charla se lo escuchará balbucear una definición de Mapa hasta que rendido dirá: "No sé qué es Mapa".

En consecuencia, para el 2006 llega el último disco arropado bajo el nombre de la banda. Se llamó simplemente Mi Tortuga Montreaux y con sólo tomar el disco- objeto salta a la vista un dato: aparece su cara por primera vez en tapa, un modo de retomar el mando del proyecto y decir sin ningún doblez: "Mi Tortuga... soy yo".

*****


*****

Por eso es que no fue leída como golpe de timón, ni mucho menos, la decisión de encarar una nueva etapa como solista. Estamos en 2009 y su nuevo disco fue el excelente Un buen pescador. Mi Tortuga Montreaux -la banda, el concepto, lo que fuera- ya no existía y en su lugar aparecía un músico dispuesto a seguir su intuición, con una fuerza que lo volvía a llevar a diferenciarse de cierta tendencia que empezó a predominar en la década y que consistía en un sonido acústico (hasta por momentos fogonero) ligado a la canción. No fue su caso. Marcelo Ezquiaga siempre hizo lo posible por diseñar un tipo de canción (pop) que sonara fuera de la norma reinante. En ese sentido, su instrumento principal, con el que mejor se sintió durante mucho tiempo, fue y es el piano. Eso se nota al escucharlo, la mayoría de sus canciones parecen haber sido compuestas a partir de las teclas.

Para 2011 llegó su trabajo más redondo. Acompañado por Fernando Samalea en batería, Santiago Capriglione en bajo, Germán Cohen en trombón y Andy Ravioli en trompeta, editó Hombre Golpe, un disco con un comienzo demoledor en el que las tres primeras canciones se encadenan de manera tal que se vuelven un golpe, un cross, un sacudón. "Espinazo", "Calada" y "El gaucho vive y muere en su ley", una detrás de otra, tienen una contundencia que predispone a escuchar el disco hasta terminar, cosa que en los tiempos que corren, marcados por una sensibilidad cada vez más diseñada por la inmediatez y donde apenas si llegamos a escuchar 30 segundos de cada canción, es un verdadero logro. 

Excelencia pop, con letras que están finamente trabajadas, Marcelo logra con ese arranque que nos detengamos un buen rato a pensar qué quiere decir cuando canta: "Tuyo es el deseo / tuyo el hambre/ y el infierno de pensarme / como un perro que se escapa / porque no se banca el hambre" (Espinazo). O: "Estoy forzando la huella / de una manera preciosa / ya no estoy frenado adentro / tampoco calado afuera" (Calada). O : "Va buscando la huella / payador perseguido / lo que queda en la tierra / quedará en el olvido / Nunca vendas el alma / payador perseguido / lo que es parte del tiempo / siempre queda prendido" (El gaucho vive y muere en su ley).

*****

Cuando Ezquiaga habla de sus diez años con la música piensa en términos de cinco discos: los tres de MTM y los dos solistas. Olvida mencionar otros dos: Vivo Pescador (2010) y Parte del Minuto (2012). El primero fue grabado en vivo en las Sala Pugliese del Centro Cultural de la Cooperación y el segundo es un EP editado junto a Antonio Birbent. 

Si bien él se excusa en que los otros son los discos madres y éstos dos son apenas continuidades (uno de Un buen pescador y el otro de Hombre golpe), no habría que dejarlos pasar sin una escucha atenta pues en ambos casos hay una profundización de los conceptos con los que trabajó en los discos de estudio. 

En Vivo pescador se puede escuchar el trabajo que hace Ezquiaga con los loops y cómo el dominio que tiene de la herramienta lo lleva a construir en caliente ritmos y armonías que no dejan "descubrir" la canción hasta después de un buen rato. Es un trabajo en directo sobre canciones ya existentes pero que al ser armadas desde cero y en vivo coquetea con el riesgo de improvisar y hacerlas sonar de nuevas maneras. 

Parte del minuto es una colaboración donde pudo correrse del lugar de músico para trabajar como letrista. Está claro que quienes escuchamos música como un todo tenemos asumido que escribir letras de canciones también es parte del oficio del músico y de hacer música. En este caso, Birabent aportó las melodías para que Marcelo pusiera las letras. El trabajo, al fin y al cabo, fue con la sonoridades, haciendo dialogar el sonido de las palabras con las músicas ya compuesta previamente. Un arte en sí mismo.

En fin. Algo de todo esto apareció a lo largo de una charla relajada donde escuchamos, por lo menos, una canción de cada disco.

*****

PD:

"Ya no estoy calado afuera", canta Ezquiaga en Calada. Esperamos con esta breve aproximación a su obra no estar colaborando a una nueva forma de etiquetamiento de su música. Esperamos, a su vez, no colaborar en eso que la prensa suele hacer a menudo y muchos oyentes y lectores buscan desesperadamente: tenerlo calado. Si así fuere, corresponde al artista volver a correrse.

*****


*****

Para descargar el programa:

Bloque 01 ACÁ

Bloque 02 ACÁ

Bloque 03 ACÁ

Bloque 04 ACÁ

La necesidad de poder cantar por fuera de lo que imponen los cánones - El recital de Liliana herrero en el Coliseo + telefónica con Adrián Iaies + entrevista a Luciana Tagliapietra. Programa para descargar


Nuevo programa en el que empezamos hablando brevemente del concierto de Tomi Lebrero en el CAFF para después destacar una de las noticias más relevantes del mes (culturalmente hablando): la elección de Diego Boris como presidente del INAMU (Instituto Nacional de la Música) y de Celsa Mel Gowland como vice.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Entrevistamos telefónicamente a Adrián Iaies, que acaba de editar un disco en vivo, Small hours, late at night, que está presentando los sábados de octubre en Vinilo, sala en la que -no casualmente- fue grabado. Conversación corta pero jugosa. Dejamos dos reflexiones por escrito:

"Yo prácticamente no repetí formación el los 18 discos que llevo. Es algo a lo que le doy mucha importancia, en el sentido de cuidarme de la idea de grabar por rutina (...) Cada disco es un concepto, tiene una idea cerrada; pienso el disco, los músicos y el repertorio en base a la idea que tengo".

"El desafío es siempre el mismo: tratar de hablar de tu vida, de vos, que lo que toques te represente, que sea honesto, fiel a tu identidad. Y el placer: yo quiero pasarla bien arriba del escenario, no me siento más cómodo en ningún otro lugar".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Junto a Oscar Cuervo fuimos testigos de uno de los conciertos del año: Liliana Herrero presentando Maldigo en el teatro Coliseo, una nueva muestra de que es posible encarar una obra e interpretarla por fuera de lo que imponen los cánones. Fue un hecho político-cultural conmocionante. Tan intensa y apasionada como siempre, llevó su voz a un límite del que es difícil volver e hizo del concierto una experiencia abismal que nos mantuvo a flor de piel durante cada canción que fue interpretada como si fuese la última. 

Para escuchar lo que pensamos está el programa, pero hay algo para mencionar especialmente, que es extra musical y habla del tipo de público que convoca Liliana. Estábamos sentados en nuestras butacas esperando que empiece el concierto y de repente escuchamos un aplauso tibio que de a poco se fue propagando por toda la sala. Las personas se empezaron a parar. Nos asomamos y vimos que estaba ingresando Martín Sabbatella, titular de la AFSCA. Aplauso cerrado de TODO el teatro. Una señal de que estábamos bien acompañados. 

Ya comenzado el recital, Liliana lo saluda desde el escenario. Dice: "Sé que está Martín Sabatella, fuerza Martín, vamos por más". Lo dijo parada en el borde. Dio media vuelta y volvió caminando lentamente a su silla. De repente titubeó, dio una nueva vuelta para quedar de frente al público y agregó: "Por favor, nadie se sienta excluido de esto que acabo de decir. Cuando yo digo "vamos por más" lo digo incluyendo a todos". No fueron las palabras exactas pero son bastante fieles a lo expresado. Ese gesto aclaratorio, poco habitual, le dio sentido a algo que sucedería pocos minutos después cuando apareció Raly Barrionuevo (que no se distingue, precisamente, por su apoyo al kirchnerismo) para descollar en su interpretación de "Pastor de nubes". Liliana Herrero piensa el país como piensa la música y en eso nos sentimos todos hermanados. 

Dejamos unas palabras que escribió el poeta y crítico cultural Daniel Freidemberg en su muro de facebook:

"Ni entretenimiento ni nada que ver con un evento social. Lo de Liliana Herrero, anoche, fue una experiencia arrolladora. Pienso en lo que Grotowski entendía como "acto total" y en su idea de un “actor santo”: entrega, riesgo, alguien que viene a consumirse, no para el público en tanto “público” sino para eso radical que comparte el artista con cada uno de los que viven, gracias a él, esa experiencia, con él".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Tarde pero seguro, apareció Luciana Tgliapietra, cantora tucumana que este año editó La luna, un disco que fue grabado y editado por Melopea -el sello de Litto Nebbia- y que presentó en el CCSM. Llegó para conversar en los minutos finales sobre el disco y su historia familiar ligada a la música. 




Para descargar el programa clickéa ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Gualeguay - Tomi Lebrero
- Hombre - Francisca y los Exploradores
- Canción con todos - Mercedes Sosa
- Rubio tornado catalán - Adrián Iaies
- La diablera - Liliana Herrero
- El salitral - Liliana Herrero
- Pastor de nubes - Liliana Herrero y Raly Barrionuevo
- Fin de fiesta - Gabo Ferro
- El ojo del cazador - Gabo Ferro
- Alfajor doble - Luciana Tagliapietra
- El gigante - Luciana Tagliapietra
- La luna - Luciana Tagliapietra

miércoles, 9 de octubre de 2013

"Hay ríos / hay quejas en el mundo / hay ríos / y todos tiene una cara que esconder / que no la muestran" - Entrevista a Maxi Prietto + un viaje por el disco nuevo de Luis Ortega + Fogwill leyendo su "Llamado a los malos poetas". Un programa para descargar.



Uno a veces tiene que aprovechar el entusiasmo y dejarse llevar. Eso dijimos al comienzo de nuestro programa 417 y fue una manera de justificar una apertura algo inusual, porque nos dedicamos a escuchar 5 canciones del disco nuevo de Luis Ortega, que se llama Entro Igual y consideramos una gran revelación. 

Producido por María Eva Albistur y compuesto íntegramente por el propio Luis, suena como un disco realizado a partir de su necesidad, tal cual lo canta en "Corrientes" ("Mi necesidad marca el compás"). Se respira una atmósfera cargada, por momentos oscura, que es atribuible a la manera en que encararon sonoramente el disco en general y a la lírica que propone cada canción. Pero no es solo eso, hay un modo de cantar, una elección de los instrumentos y apariciones como la de Daniel Melingo, que refuerzan esto que decimos. 

Si tuviera que resaltar una de las características más importantes del disco, me quedo con esa especie de tercera voz que aparece cuando Luis canta junto a Ailín Salas. Lo de Ailín es sorprendente; es actriz pero se ha presentado como una de las voces femeninas más lindas de los últimos años. Su voz aporta un color más ligado a la luminosidad. Lo mismo sucede cuando se hace presente Martina Juncadella, ya sea cantando junto a Ortega o luciéndose en canciones como "I Live in a zoo". 

Un dato a tener en cuenta es la manera en que el humor atraviesa el disco; eso se palpa fácilmente en "Movil Dos", la historia de alguien que sueña que se encuentra viajando arriba de un taxi pero al mirar mejor, en realidad, es un patrullero (la armónica está a cargo de Nary Nelson, seudónimo de Palito, su padre). 

Párrafo aparte para la gran "Corrientes", pintura de una Buenos Aires nocturna donde lo único que se ven son farmacias y poca gente caminando por las calles porque..."la calle no está más de moda", canta.

*****

Más adelante escuchamos a Fogwill leyendo su "Llamado a los malos poetas" en el Festival de poesía de Rosario en 2008, para después pegarlo a otra intervención fogwilliana (esta vez publicitaria) que consistió en grabar alguno de los versos de ese poema para una publicidad de Coca Cola que dirigió su hijo Andy.

*****



*****

Y ya entrado el programa nos dimos un gusto. Desde hace un tiempo venimos hablando de Prietto viaja al cosmos con Mariano, banda que integran Maxi Prietto y Mariano Castro y que gracias a la conjunción de guitarra, batería y la particular voz de Maxi logran un sonido que rompe moldes y le queda muy bien a esas canciones densas y profundas. 

Se acercó a nuestro estudios Maxi, que además formó Los Espíritus y graba canciones en su casa que después edita como solista. En la charla hablamos de sus sus primeras composiciones, los comienzos grabando en portaestudio, la transición a la computadora, la visión de su padre sobre lo que él hacía, cómo evitar caer en lugares comunes y cómo fue desarrollando su oficio de compositor hasta este presente que lo encuentra haciendo cada vez mejores canciones.

*****



Para descargar el programa completo clickeá ACÁ


Lista de canciones:

- Live in a zoo - Luis Ortega
- Móvil 2 - Luis Ortega
- Leo Dan - Luis Ortega
- Corrientes - Luis Ortega
- Lord make me famous - Luis Ortega
- Eleonor Rigby - El Club de Tobi
- Bahía Rosales - Prietto viaja al cosmos con Mariano
- Av Corrientes - Prietto viaja al cosmos con Mariano
- Niños - Prietto viaja al cosmos con Mariano
- Ríos - Prietto viaja al cosmos con Mariano
- Los desamparados - Los Espíritus
- Tobogán - Prietto viaja al cosmos con Mariano
- El monstruo - Prietto viaja al cosmos con Mariano