sábado, 21 de diciembre de 2013

viernes, 20 de diciembre de 2013

Bicho antes de ser Bicho


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

"Bicho era una caja de zapatos negra con un montón de papeles adentro que estuvo durante un par de años guardada y en un momento los saqué, los ordené, los pasé a la computadora y una vez que los vi a todos vi el nombre del libro". 

Sabíamos de la caja negra pero no la habíamos visto. Hernán nos mandó la foto donde podemos notar que el "montón de papeles" del que hablaba son papelitos u hojas de block un poco más grandes repletas de anotaciones minúsculas que se enhebraron para terminar conformando un libro de poemas. Los poemas estaban ahí, en la foto que vemos; el libro también aunque  todavía no se había dado a conocer. Gracias Hernán!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

jueves, 12 de diciembre de 2013

"¿Y yo estaba adónde? " - Entrevista con Hernán (poeta) para descargar



*****

El sábado pasado nos visitó Hernán, el poeta que en los 90s, después de editar fanzines, decidió publicar sus propios versos de manera independiente y que en el 95´ empezó a formar parte de Los Verbonautas. Es también quién escribió letras de canciones que fueron musicalizadas por Ariel Minimal y el que aglutinó a una buena cantidad de personas ligadas a la poesía, la canción y la pintura en una extraordinaria experiencia llamada Poemas, canciones & pinturas por la que pasaron Osvaldo Vigna, Vicente Luy, Pipo Lernoud, Florencia Ruiz, Juan Ravioli, Flopa, Minimal, etc etc. Pero sobre todo ha sido y es un incansable difusor de su poesía y la de sus amigos.

Acaba de editar un nuevo libro que se llama Bicho. A continuación dejamos la entrevista completa para descargar y algunos fragmentos por escrito de la charla.
Para descargar la entrevista clickeá ACÁ

*****


*****

Sus 20 años con la poesía:

"Yo había empezado a editar un fanzine a los 17 años con mi amigo Ariel. Fueron mis primeras experiencias en editar. Ir a Máquinas, una fotoduplicadora de la calle Paraná, pasando Corriente, y encontrarme con Patricia (Pietrafesa), que hacía el fanzine Resistencia en aquella época, que era la época del Parakultural. Ahí lo conocimos a Ral Veroni en una muestra de artistas por fotocopia en el Recoleta, en el 88. Ral hacía algo parecido a lo que hacíamos nosotros pero eran libros de 100 o 200 ejemplares con una tapa más dura (...) y se me ocurrió la idea de que podía hacer algo similar,  o sea dedicarme a poner solamente mis poemas, no las cosas que hacíamos con Ariel (...) Después estudié diseño, seguí escribiendo, abandoné la lectura y en 1994 no sé porqué edité un libro de 20 ejemplares bastante particular, bastante caro. Hay 19 amigos con un libro en su casa y yo tengo uno.

- ¿Y qué notas en tu poesía a lo largo de 20 años? ¿Notás que hay lineas que van uniendo un libro con otro, que van hilándolos?

- Mmm, sí. Mi vida los va hilando. Algo que termina en un poema es algo que sí o sí pasó a través de mi mecanismo, de mis sentidos, porque yo lo viví. Yo no trabajo con la imaginación, no puedo decir que no tenga imaginación pero es algo a lo que no recurro. No podría escribir el poema de los tortugos, o el del 25, o el de la vecina que mata al novio si no hubieran ocurrido. A mi no se me ocurrirían jamás (se sonríe). 

- En Bicho aparece una cita, palabras de John Martin: "Cada disco que he hecho - malo, bueno o indiferente- es totalmente autobiográfico. Puedo escucharlos y saber exactamente qué estaba ocurriendo, es la única forma en la que puedo escribir. Alguna gente lleva diarios, yo hago discos. Mis canciones son un diario de las cosas que me ocurrieron a mí y a mis amigos". Es válido, por supuesto, para alumbrar la lectura de tus poemas pero a mí me da la impresión de que tu poesía es mucho que lo que te ocurrió a vos y a tus amigos. La experiencia de uno como lector con esos poemas abre otra cantidad de mundos.

- Y por otro lado tampoco es que hago público un diario íntimo. Me parece que es un riego muy latente en la poesía de hoy en día el hecho de volcar y encontrar todo lo que te pasa interesante para que vaya a parar a un poema y a un libro. Quizás todo sea válido pero me parece que un diario privado vuelto público no es necesariamente un poema o un libro de poemas.

- ¿Cuándo sabés que tenés un poema? ¿Escribís todos los días?

- No escribo todos los días, tengo épocas en que escribo bastante. Escribo generalmente a la mañana, son las horas más provechosas. Soy tempranero, así que estoy temprano en la cocina o haciendo el jardín. Mmmm... ¿Cuándo sé que está un poema? No sé. Me parece que a esta altura es un proceso interno y previo a escribir un poema. No soy de sentarme a corregir ni a leer el poema, me parece que es algo que se va dando antes (...) Yo empecé a escribir a los 12 y me llevó 12 años escribir un poema y recién a los 24 escribí un poema después de haber leído durante un montón de años en público y haber editado fanzines y haber sacado libros. En algún momento de todos estos años el proceso se hizo más interno y cada vez tuve que corregir menos. Hay algunas cosas que van saliendo de a puchitos y como el proceso y la persona es la misma, los leo y digo: esta es la primera parte, esta la segunda y este es un poema que lo fui escribiendo en un mes, ponele, que no salió todo entero. Madrecitas de veintipico es un poema largo que lo escribí en un viaje el tren hará 10 años, de punta a punta (...) Ojalá uno supiera cómo poder hacerlo todos los días eso pero yo no lo sé.  

*****



*****

Bicho:

"Bicho era una caja de zapatos negra con un montón de papeles adentro que estuvo durante un par de años guardada y en un momento los saqué, los ordené, los pasé a la computadora recién ahí y una vez que los vi a todos vi el nombre del libro. Y dije: Había un libro nomás (...) Aparecía la palabra bicho desperdigada en poemas escritos a lo largo de tres años".

La poesía y el canon:

"Cuando terminé la secundaria me metí a estudiar diseño gráfico, quizás sabiendo que lo mío era la poesía. No me fui a Puán a estudiar, no sé si fue porque creí que no había nada que a mí me pudiera servir. Podía hacer otro camino, un camino en el que nunca termino de aprender y tengo un montón de maestros. Siendo autodidacta, estoy siempre aprendiendo o descubriendo cosas que por ahí hay gente que hace 25 años que las sabe o las conoce. Tengo otro orden, otra alimentación también. No tengo necesidad del canon".

Vicente Luy:

- ¿Vicente fue uno de tus maestros? A nivel poesía digo... 

- A nivel de poesía creo que aprendimos juntos. Cuando yo lo conocí Vicente todavía no era el salvaje que sacó La vida en Córdoba en 1999 (los dos kilos de poesía) pero había empezado a escribir esos poemas. El incentivo de estar en Los Verbonautas y de ser reconocido como poeta y de ser vuelto a invitar, le fue haciendo ganar valor. Fue trayendo diferentes poemas para leer  y fue viendo que tenían respuesta y que la gente conectaba y se reía, la cazaba (...) Con Vicente armamos los libros de la misma forma. Yo corregía mis libros con él y él los suyos conmigo. Hacíamos un guión emocional que era algo que tenían Los Verbonautas cuando leíamos.

-¿Guión emocional?

- Si, ver cómo va a ser la historia, quién va a ser primero, quién viene después, si viene una meseta o algo para arriba, cómo terminamos; entonces ese proceso él lo empezó a aplicar en el orden de sus libros  y yo también (...) La cuestión de los pares de páginas: que el segundo poema dialogue con el tercero en una página que está enfrentada. Entonces por ahí había poemas que separados no funcionaban sino que funcionaba uno en relación con el que tenía enfrente. Y los libros de Vicente están llenos de eso. Los libros míos también. Son cosas que fuimos aprendiendo y que nadie nos enseñó. Ninguno de los dos fuimos a talleres.

- Hay algo que sucede en sus libros, no recuerdo si en los tuyos también, que es: "Ahora voy a introducirlos a la poesía de Hernán", entonces en un libro de Vicente Luy aparece tu poesía. Y lo mismo con Osvaldo Vigna.

- Lo mismo con Osvaldo. Y aparece una letra de una canción de Flopa en No le pidan peras a Cúper. Y aparecen un par míos, de Osvaldo y fotos de Alejandro Pi-hué. En un momento Vicente empezó a hacer compilaciones. En Aviones y en Cúper hay textos de él y toda otra parte de textos o fotos de amigos que juzgaba buenos.

-¿Y qué opinaba de tu poesía?

Mmmm, le gustaba.

*****

sábado, 7 de diciembre de 2013

Yo soy de cualquier lugar / y voy a cualquier lugar




+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hace un rato acabamos de ver a La Perla Irregular en un concierto en conjunto con Litto Nebbia en La Playita. Fue una cosa indescriptible ver a Nebbia a dos metros nuestros, primero solo con su GUITARRA y después con la banda, en un lugar tan acogedor, tendiendo puentes con una generación que lo venera y lo reconoce como uno de los más grades artistas argentinos. Se nota que Litto ama la música. El cierre fue con una potente versión de Yo soy de cualquier lugar, clásico algo olvidado de Los Gatos. Como si estuviera pensado de antemano, al ser la última canción quedaron flotando en el lugar esos versos finales donde repite: "Yo soy de cualquier lugar / y voy a cualquier lugar". Casi una revelación fue caer en la cuenta de que aquello que Litto cantaba hace 40 años hoy lo seguía respaldando con su canto y su cuerpo. No son sólo palabras ni es el pasado, es presente puro. Litto va a cualquier lugar, por caso La Playita, siempre llevado por la música. No sé de qué nos extrañamos. Pero cuánto nos queda por aprender! Felicitaciones a toda La Perla Irregular.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Bicho


martes, 3 de diciembre de 2013

jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Querés saber en qué consiste la Ley de Centros Culturales? Descargá nuestra entrevista con Cludio Gorenmann


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

El sábado pasado estuvimos charlando telefónicamente con Claudio Gorenmann, integrante de MECA y de la agrupación Abogados Culturales, sobre el proyecto de ley de Centros Culturales. Se necesitan 40 mil firmas. En eso estamos!

Para escuchar a entrevista clickeá ACÁ
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

"Si vas a hablar es porque tenés qué decir, sino callate". Entrevista con Gabo Ferro para descargar


*****

Programa N° 424. Y de lujo. Porque nos visitó Gabo Ferro. En 2006, un año después de editar Canciones que un hombre no debería cantar, su primer disco, y antes de sacar a la luz Todo lo sólido se desvanece en el aire,  charlamos por primera vez con él. Después de esa charla fue que empezamos a pensar en la posibilidad de que otra canción existiese, una que se hace artesanalmente, que se sostiene en un deseo, que es urgente, que prescinde de aparatos de difusión, que se hace al andar, que escupe si tiene que escupir y que acaricia si tiene que acariciar. Más adelante apareció Mañana no debe seguir siendo esto y después Amar temer partir. A esa altura entendimos que su canción era inseparable de quién la porta y el portador de esa voz que amaba y que odiaba era Gabo.  

Aparecieron más discos en los que Gabo siguió cantando, creando, diciendo, respirando y dándole al silencio un lugar cada vez más preponderante. Nos enseñó que a veces hay que subrayar el silencio. Fin de fiesta, una de las canciones más destacadas de La primera noche del fantasma, su último disco, está pensada con el silencio como pista de despegue y su cuerpo como pista de baile. Sí, porque como si fuera poco, el único acompañamiento que se permite en esa canción es el de sus manos percutiendo su pecho (su propio cuerpo). 

AQUÍ dejamos la entrevista completa para descargar y más abajo algunas reflexiones  por escrito de su paso por nuestro programa.

*****

Sobre las letras de canciones:

"Yo me enojo bastante cuando veo ciertas letras en general y celebro muchísimo cuando veo un letra que me gusta, la divulgo, la agito, no puedo hacer cover porque no me sale bien, no se me hacen carne entonces no lo puedo cantar. Yo no repito estribillos a no ser que sea necesario. Y no repito estrofas (...) Me apropié del gesto punk de que una canción de un minuto y medio alcanza si es lo que tenés para decir. No  tiene porqué durar tres minutos treinta (...) Y me gusta que la canción sea así porque creo que así debe ser. A veces hay canciones que no tienen esa pretensión y están buenas también, y hay otros géneros y estilos o subgéneros que ni siquiera le interesan la letra y celebro mucho también. Pero yo creo que si vas a hablar es porque tenés qué decir, sino callate".

La canción:

"Con la canción, en los 80s, hubo esa cuestión que después en los 90s se reforzó: vamos a bailar y todo lo que no sea bailar es horrible, pelotudo, facho, no hay que pensar, a mover las piernas, a mover las patitas...y todos salieron a bailar. La verdad es que yo puedo bailar perfectamente y después puedo ponerme a pensar y a cantar. Aparte no soy de los que cree que la música no debe -además- entretener. No veo al entretenimiento como una pelotudez, pero no veo como una cosa menor que también deba colocarte en un lugar crítico, en un lugar problematizado, en un lugar de revolución. Insisto con esto: uno no debería ser el mismo después de escuchar ciertas canciones, uno tendría que sentirse en algún lugar levemente modificado, más bueno. A mi hay canciones que me hacen sentir mejor persona. Y la ambición de uno como artista es poder aportar canciones e interpretaciones, y recitales y cosas para tratar de que de provocar en la gente (y todos juntos, no "el artista" y "su público") una revolución".

*****


*****

"¿Cuántas veces yo me he hecho cargo de personajes en las canciones que no tienen nada que ver conmigo? Voy a negar el mar es una repugnancia, un tipo que niega su contexto y se lo lleva puesto. Es un tema que me encanta hacer y que no tiene nada que ver conmigo. Todas esas miserias no se pueden cantar bellamente y todo tiene que ver con esa no belleza, con temas no tratados, con cuestiones no visitadas porque la canción tiene que hablar de otra cosa y ahí es donde pienso en el lugar realmente crítico y revolucionario que debe tener la canción. Y no en términos de crisis y revolución a los 70. Estamos en este lugar del mundo y este momento histórico. La crisis y la revolución tienen que ser lo que somos y lo que debemos ser. Los artistas y cada uno desde su lugar tiene que intentar provocar esto".

*****


*****

Los conciertos: 

"Los conciertos son largos y voy haciendo un desarrollo. La energía se va moviendo y no soy yo cuando canto. Yo soy de los que cree que el momento de la interpretación es un momento que está relacionado con lo esotérico y con lo mágico. Y desde ahí me entrego. Por eso a veces no me acuerdo el acorde, no sé, me chupa un huevo, tiro la guitarra y después la vuelvo a agarrar". 

*****


*****

Los Verbonautas:

- ¿Qué recuerdo tenés de Los Verbonautas?

- Muy bueno. Recién pensaba  que con Palo (Pandolfo) trabajábamos de la misma manera, yo lo reemplacé en Los Visitantes en una fiesta de la revista Revólver y hubo una fecha más que Karina se debe acordar bien. Fue después de Espiritango, Ariel Minimal en la guitarra y yo cantando. Fueron un par de fechas que él se había roto una pierna. Con Ariel nos mirábamos porque estábamos ocupando el lugar de alguien a quien nosotros amábamos y amamos, y estaba cantando con esa banda que yo adoraba y fue muy lindo. Ese disco es maravilloso.  Y con Los Verbonautas fue muy lindo mientras duró. Yo me fui en el momento donde se empezó a poner todo muy producido. Para mí fue el colofón cuando salió la cuestión de que  el Rojas iba a publicar un libro de poesías de Los verbonautas. Dije: "Hasta acá. Si la idea original era ir por fuera, ¿cómo es ahora? Si era un lustre no haber pasado por Puán, ¿de repente ahora nos va editar un libro el rojas?" Y me fui (...) Yo la pasaba bárbaro, me ha acompañado gente preciosa por su obra, por su don de gente y los quiero y los atesoro. De hecho con algunos de ellos nos vimos mucho. Con Karina nos vemos mucho, viene a los conciertos.

- ¿Con Vicente Luy te veías?

- Sí, mucho. Lo que pasa es que ...no sé. Yo estaba haciendo un ciclo y vino, fue poco antes de su salto en Salta. Pidió abrir un concierto mío. Hablaba muy lentamente y yo la verdad que no sabía qué iba a hacer, había mucha gente. Yo dije: "No puedo de ningún modo pedirle a Vicente que no lea". Y lo que hizo Vicente fue tremendo. Colocó a todo el mundo en un pulso y en un status de milagro, realmente de milagro, de viaje. Yo creo que él estaba, más allá de todas las cuestiones que él acusaba de sí mismo, muy bien. Me pasa, ahora que estamos con Emilio García Whebi trabajando tanto Artaud...ahora lo estoy pensando... ese tono, el de la tremenda lucidez que te lleva a la locura. Yo creo que Vicente estaba en un tremendo grado de lucidez que lo estaba llevando a la locura...y a la tristeza.

*****

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Las palabras son del viento - Entrevista a Jose Miel + Pato Suárez + Charly García x Oscar Cuervo. Programa para descargar.


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
Programa N° 423. Entre música y recomendaciones, nos detuvimos en las palabras de Pato Suárez, músico que acaba de editar Crimen, fábula y disfraz. En los audios se lo escucha reflexionar sobre la manera en que encaró sonoramente este nuevo disco dando lugar a otras texturas, utilizando la loopera como un instrumento más y tratando de escapar de la estructura estrofa-estribillo. 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más adelante nos visitó Sebastián Díaz Romero, compositor y cantante de Jose Miel, banda tucumana residente en Buenos Aires. Jose Miel se va a presentar el viernes próximo a as 23:59 en el Centro Cultural de la Cooperación en formato eléctrico. "La idea fue volver al formato trío, que Leandro cante y que no haya tantos invitados", dijo Sebastián.

Hasta el momento editaron dos discos: el primero lleva el nombre de la banda y el segundo es La Mantis Religiosa Vol.3, primera entrega de una trilogía que se irá conociendo en orden descendente. 

Charlamos de todo un poco y entre tantas cosas nos quedó flotando esta definición: "Cuando  hago canciones, hay un instante en que puedo ver, por un segundo, una foto. Entonces para mi hacer una canción es hacer un identikit de lo que vi en ese segundo, se trata de cómo reconstruir eso".

Para el final nos regaló una canción inédita, Las palabras son del viento, que formará parte del Volúmen 2.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para descargar el programa clickeá ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++





+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Sintonía americana - Dani Umpi y Daniel Soiza
- Puede ser peor - Lucas Martí
- El mesías (y los fierros) - Pato Suárez
- Soñando un misterio - Ezequiel Borra
- Fax U - Charly García
- Andan - Charly García
- Almagro - Jose Miel
- Luz de amor - Jose Miel
- Refugio del ayer - Jose Miel
- Halo de luz - Jose Miel
- Tizas - Jose Miel
- Las palabras son del viento (inédita) - Jose Miel

martes, 12 de noviembre de 2013

Avistaje de lo que fue - Entrevista con Francisca y los exploradores + charla telefónica con Manuel Onis - Un programa para descargar

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
Programa N° 422. Entrevistamos a Manuel Onis horas antes de dar un concierto en solitario (pero muy bien acompañado) después de 4 años. Acaba de editar Tobogán al anonimato, un disco que navega entre composiciones propias, recreaciones de canciones de otros (De los pelos de El Príncipe y El Muelle de Miguel Abuelo) y pasajes instrumentales de gran disfrute. Una primera aproximación al disco aparece en esta conversación telefónica. Esperamos continuarla pronto en el piso.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

                   

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
 
Para la segunda hora se acercó a nuestro estudios Fran Saglietti. Está al mando de Francisca y los exploradores, experimento cancionístico pop que armó artesanalmente después de haber formado parte de Globo y de tocar durante un tiempo -con Globo- como backing band de Gonzalo Aloras.

Depende de la noche, Francisca puede adoptar distintos formatos: solo con una máquina de ritmos, trío rockero o compartiendo escena con un DJ y una chelista. Ninguno de ellos atenta contra lo principal: la canción.

Las canciones de Francisca y el modo en que Fran elige ponerlas en el mundo -con esto me refiero a la instrumentación que utiliza y a la manera en que las canta, siempre con una voz a punto de apagarse- tienen mucho que ver con él; encontró la manera de sonar lo más parecido a sí mismo y eso no sucede siempre ni sucede con todos. Lo sorprendente es que hace apenas dos años, cuando vivía en Córdoba y no se dedicaba a la música, no hacía canciones. "Cuando se empieza a desarmar Globo empiezan a bajar las primeras canciones como para empezar a salvarme. Después me siguieron salvando toda la vida", nos dijo y quizás allí radique una de las mayores virtudes de Barbuda (su primer trabajo): suena a un disco que fue compuesto de manera desprejuiciada y buscando nadar en lo profundo; eso lo convirtió en el mismo instante en tabla de salvación. 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Aquí dos reflexiones más sobre el disco:

Exploración: "Quería ir a la simpleza y al momento, por eso lo de exploradores, mandarse a la aventura sin saber bien qué va a pasar, por el hecho de que pase".

El impulso: "Muchas de las cosas que hago yo no sé muy bien porqué son. Hay un impulso muy grande que me obliga a hacerlo, esa es la historia de mi vida".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Fran vino con guitarra y a lo largo de más de 50 minutos peloteamos entre canciones en vivo, palabras y música salida del disco. Todo muy disfrutable. 

Para descargar el programa clickeá ACÁ.

PD: Lamentablemente el sonido de la grabación no es el mejor e impide escuchar de manera óptima las canciones tocadas en el estudio. Esperemos mejore pa la próxima.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- Lo decidí yo - Juana Molina
- Confundido - Manuel Onis
- Desde cero - Manuel Onis
- De su sal - Francisca y los exploradores
- Frutillas y mangos - Julieta Rimoldi
- Arbolito - Jose Miel
- Are you experience - Jimi Hendrix
- Virgen - Francisca y los exploradores
- Todos como vos - Francisca y los exploradores (en vivo)
- Sal si puedes - Francisca y los exploradores (inédita y en vivo)
- Pierdes tiempo - Francisca y los exploradores 
- El día de la lenteja - Francisca y los exploradores (en vivo)
- Hombre - Francisca y los exploradores 
- Contraindicaciones del pensamiento - Francisca y los exploradores (en vivo)

martes, 5 de noviembre de 2013

Último programa pa descargar


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Programa N° 421. Una buena parte lo dedicamos a charlar con Ana Ojeda, escritora e integrante de El 8vo loco ediciones. Junto a Rocco Carbone escribió el notable prólogo de Los amores de Giacumina, un libro que empezó a salir por entregas en 1886 en el periódico Fray Mocho y que tiene la particularidad de que su autor -Ramón Romero- lo escribió en cocoliche, lo que lo vuelve una experiencia sin parangón; uno lee y muchas veces no sabe si está entendiendo o no lo que el escritor quiso transmitir. La lengua lo pone a uno como lector en una situación límite. 

Giacumina es una mujer hermosa hija de inmigrantes italianos que vive en La Boca y que se encuentra en pleno despertar sexual. Como bien lo dice el título: tiene muchos amores, lo que a la mirada del narrador quiere decir que se acuesta con todos, generando un dolor de cabeza a sus padres. Esa mirada sobre la mujer es la que estuvimos analizando. Lo interesante es que Ana y Rocco, acertadamente, ponen a la obra en movimiento y la hacen dialogar con nuestro tiempo. De allí que hacia el final de la entrevista nos detengamos a pensar cuáles son los discursos que moldean nuestro modo de ver y pensar a la mujer. Imperdible.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Para descargar el programa clickeá ACÁ

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Lista de canciones:

- De los pelos - Manuel Onis
- Amor amarillo - Gustavo Cerati
- Canción de los inocentes - Leo García
- Tres - La Filarmónica Cósmica
- Sunday Morning - The Velvet Underground
- I´ll be your mirror - Lou Reed en vivo
- Angurriente - Daniel Melingo
- La guitarra - Daniel Melingo
- Tatters - Lou Reed
- En desmesura - Luciana Jury

viernes, 1 de noviembre de 2013

jueves, 31 de octubre de 2013

Video de Nebbia on the radio - *Esto pasa en La Tribu*



En 1973 Litto edita "Muerte en la catedral". Discazo. Viene con un famoso librito, reeditado recientemente a través de Pagina /12, en el que aparecían poesías que escribía en aquella época. Cuenta Litto que leía mucho a los surrealistas franceses y a poetas latinoamericanos como César Vallejo y Fernando Pessoa para incorporar un universo que le permitiera seguir siendo él pero con nuevos elementos a la hora de escribir los textos de una canción. Para que la canción no sea siempre la misma. En esta reflexión amplía el concepto.

lunes, 28 de octubre de 2013

Litto Nebbia en una entrevista para descargar



Patologías Culturales, el programa, nos ha dado la posibilidad de charlar con varios de los músicos que contribuyeron a esto que somos como personas. En alguna oportunidad, pensando en Moris, se me ocurrió que "De nada sirve" ha sido una canción que dejó en varios de nosotros una huella muy profunda al enunciar: "De qué sirven las heladeras y lavarropas / televisores y coches nuevos / y relaciones y amistades y posiciones / si están podridos y aburridos de este mundo que está podrido"Manifiesto anti evasión y anti consumo, es posible que haya sido una de las primeras canciones que escuché en plantear la inutilidad del tener por tener de una manera tan contundente y directa. Probablemente, alguna de esas lineas hayan marcado mi forma de ver la cosa. 

Con Litto Nebbia pasa lo mismo. Que nos guste el rock y la música toda tiene que ver con él indudablemente. El sábado pasado tuvimos la chance de compartir una hora de charla. Lo hicimos junto a mis amigos Pablo Vidal (artífice del encuentro) y Oscar Cuervo. En lo que a mi respecta, es la 4ta vez que lo entrevisto y siempre es (y será) un acontecimiento. El solo hecho de pensar en lo que significa me pone la piel de gallina pues es ni más ni menos que el responsable de que en el rock argentino se cante en castellano. Hasta que no vino Nebbia con Los Gatos Salvajes y sintió que necesitaba expresarse y escribir en su idioma, el rock era en inglés o no era. Su gran aporte fue hacer de esa música una cosa distinta y "La respuesta" (1965) fue la canción con la que empezó a abrir el camino. 

Para 1973, Litto ya se había corrido de los límites que imponía el rock como género para empezar a establecer lazos con otras músicas y otros músicos. La materialización de eso fue Muerte en la Catedral, ese gran disco que está cumpliendo 40 años y que ha sido el comienzo de un sendero que Litto nunca más desanduvo. Mientras hoy discutimos si el rock fue o no absorbido por el mercado (¿qué duda cabe de que fue así?), él apenas entrados los 70s ya se sentía encorsetado y empezaba a notar que el rock le quedaba chico y lo asfixiaba. Por eso fue al encuentro de músicos provenientes del jazz. 

Uno a veces pierde de vista estas cosas porque Litto no es de detenerse demasiado tiempo en el pasado. Si se da una vuelta es porque nosotros lo invitamos a que lo evoque en función de tal o cual canción o melodía que redescubrimos y rescatamos por su belleza y originalidad ( con la obra de Nebbia eso sucede todo el tiempo y en cierto modo es una suerte pensar que aún son muchos los discos que nos quedan por descubrir). Entonces, decía, lo llevamos hacia el pasado pensando en una época en que todo estaba por hacerse; él, gustoso, acepta el convite pero afortunadamente se las ingenia para volver a poner cabeza en lo próximo porque, para su modo de ver las cosas, lo que falta por hacer es mucho. Por eso lo admiramos también. No en vano, una de las frases que más lo representan es: "Yo no permito que impidan seguir". 

Actualmente está por hacer un concierto conjunto con La Perla Irregular el 2/11 en el bar La Perla donde juntos recrearán un repertorio que incluye temas de los dos y canciones de admiradas bandas de los 60s como The AnimalsBeach Boys o The Beatles

Hasta el momento lo último que editó es un disco con su nueva formación Aire fresco integrada por Daniel Hommer y Juan Ingaramo. Empezaron en formato trío pero se convirtió rápidamente en un cuarteto cuando sumaron a Leopoldo Deza; actualmente ya ni se sabe qué es, se podría decir que muta en función de lo que la canción pida. Y esa fue una de nuestras primeras preguntas: ¿Cómo darse cuenta de lo que pide una canción?

Aquí dejamos la entrevista para descargar. La nota cierra con un regalo: la pre-mezcla de una canción suya inédita que fue compuesta en 1970 y que canta Leo García. Se llama "Canción de los inocentes".  Está incluida en un disco de Leo que verá la luz el año que viene y cuenta con producción del propio Litto.  ¡Inmensamente agradecidos!

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++




++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hablamos por teléfono con Lucio Mantel. El viernes 1/11 (que viene) va a despedir el año con un gran concierto en La Trastienda mientras empieza a pensar cuál será la personalidad sonora de su próximo trabajo. 

2013 fue el año en el que editó Unas horas, disco grabado en los estudios ION con su cuarteto de cuerdas donde -además de recrear temas de sus dos discos anteriores como la hermosa "Bailar con tu sombra"- se permitió incorporar tres canciones que son, cada una, un universo en sí mismo: "Para ir" de Luis A. Spinetta, "El Boliche" de Eduardo Mateo y "Jöga" de Borjk. Aquí anuncia algunos de los rasgos que tendrá el concierto donde

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Más adelante escuchamos dos canciones del disco nuevo de Luciana Jury, que se llama "En desmesura".

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

sábado, 26 de octubre de 2013

miércoles, 23 de octubre de 2013

Forjando la huella - Entrevista a Marcelo Ezquiaga para descargar



                                                              *****

En la vida de cualquier persona la relación con la música comienza casi desde la cuna. No es una decisión, sucede. La música está en el aire y se establece con ella, voluntaria o involuntariamente, un contacto. 

Nuestro programa N°419 estuvo dedicado a Marcelo Ezquiaga. El jueves 24/10 (hoy), en el ND Ateneo, va a festejar diez años de música y se refiere -específicamente- a los diez años que transcurrieron desde que editó su primer disco al frente de Mi Tortuga Montreaux. En consecuencia, hablamos de diez años con la música grabada.

Su historia con los discos comenzó en 2003 con Mar del plata en invierno pero se venía cocinando desde unos años antes. El país se desplomaba y Marcelo grababa en su departamento en el barrio de Congreso, siempre y cuando el ruido de las cacerolas lo permitiera y no se colara en medio de alguna toma. Con esa experiencia entendió que había un modo de hacer y de editar que se correspondía con ese tiempo que le tocaba vivir, uno donde las compañías discográficas no tocaban la puerta de casi nadie y donde a falta de recursos, había que inventarlos. 

Paralelamente, se fue moldeando -y no hablamos solo de Marcelo sino que bien se puede hacer extensivo al resto de los músicos- una idea sobre la independencia que era hija de la necesidad pero que empezaba a significar mucho más que sonar de cualquier modo. El caso de Ezquiaga es un ejemplo de cómo se podía producir y editar desde la autogestión, teniendo una propuesta estética y artística profunda, y tratando de no resignar calidad sonora. Esa idea se fue puliendo a medida que se sucedieron los discos hasta llegar a sonar impecablemente.

En 2004 llegó Mapa. En esa época Mi Tortuga Montreaux se transformó en una banda, lo que en los hechos significó que ya no había un solo comandante sino que cada idea fue puesta a consideración de los demás integrantes. Marcelo dirá que es un disco que le gusta pero a su vez remarcará que es el que menos puede defender. Tiene que ver con que para ese entonces ya había entendido que el funcionamiento de banda no era lo que más disfrutaba. En un momento de la charla se lo escuchará balbucear una definición de Mapa hasta que rendido dirá: "No sé qué es Mapa".

En consecuencia, para el 2006 llega el último disco arropado bajo el nombre de la banda. Se llamó simplemente Mi Tortuga Montreaux y con sólo tomar el disco- objeto salta a la vista un dato: aparece su cara por primera vez en tapa, un modo de retomar el mando del proyecto y decir sin ningún doblez: "Mi Tortuga... soy yo".

*****


*****

Por eso es que no fue leída como golpe de timón, ni mucho menos, la decisión de encarar una nueva etapa como solista. Estamos en 2009 y su nuevo disco fue el excelente Un buen pescador. Mi Tortuga Montreaux -la banda, el concepto, lo que fuera- ya no existía y en su lugar aparecía un músico dispuesto a seguir su intuición, con una fuerza que lo volvía a llevar a diferenciarse de cierta tendencia que empezó a predominar en la década y que consistía en un sonido acústico (hasta por momentos fogonero) ligado a la canción. No fue su caso. Marcelo Ezquiaga siempre hizo lo posible por diseñar un tipo de canción (pop) que sonara fuera de la norma reinante. En ese sentido, su instrumento principal, con el que mejor se sintió durante mucho tiempo, fue y es el piano. Eso se nota al escucharlo, la mayoría de sus canciones parecen haber sido compuestas a partir de las teclas.

Para 2011 llegó su trabajo más redondo. Acompañado por Fernando Samalea en batería, Santiago Capriglione en bajo, Germán Cohen en trombón y Andy Ravioli en trompeta, editó Hombre Golpe, un disco con un comienzo demoledor en el que las tres primeras canciones se encadenan de manera tal que se vuelven un golpe, un cross, un sacudón. "Espinazo", "Calada" y "El gaucho vive y muere en su ley", una detrás de otra, tienen una contundencia que predispone a escuchar el disco hasta terminar, cosa que en los tiempos que corren, marcados por una sensibilidad cada vez más diseñada por la inmediatez y donde apenas si llegamos a escuchar 30 segundos de cada canción, es un verdadero logro. 

Excelencia pop, con letras que están finamente trabajadas, Marcelo logra con ese arranque que nos detengamos un buen rato a pensar qué quiere decir cuando canta: "Tuyo es el deseo / tuyo el hambre/ y el infierno de pensarme / como un perro que se escapa / porque no se banca el hambre" (Espinazo). O: "Estoy forzando la huella / de una manera preciosa / ya no estoy frenado adentro / tampoco calado afuera" (Calada). O : "Va buscando la huella / payador perseguido / lo que queda en la tierra / quedará en el olvido / Nunca vendas el alma / payador perseguido / lo que es parte del tiempo / siempre queda prendido" (El gaucho vive y muere en su ley).

*****

Cuando Ezquiaga habla de sus diez años con la música piensa en términos de cinco discos: los tres de MTM y los dos solistas. Olvida mencionar otros dos: Vivo Pescador (2010) y Parte del Minuto (2012). El primero fue grabado en vivo en las Sala Pugliese del Centro Cultural de la Cooperación y el segundo es un EP editado junto a Antonio Birbent. 

Si bien él se excusa en que los otros son los discos madres y éstos dos son apenas continuidades (uno de Un buen pescador y el otro de Hombre golpe), no habría que dejarlos pasar sin una escucha atenta pues en ambos casos hay una profundización de los conceptos con los que trabajó en los discos de estudio. 

En Vivo pescador se puede escuchar el trabajo que hace Ezquiaga con los loops y cómo el dominio que tiene de la herramienta lo lleva a construir en caliente ritmos y armonías que no dejan "descubrir" la canción hasta después de un buen rato. Es un trabajo en directo sobre canciones ya existentes pero que al ser armadas desde cero y en vivo coquetea con el riesgo de improvisar y hacerlas sonar de nuevas maneras. 

Parte del minuto es una colaboración donde pudo correrse del lugar de músico para trabajar como letrista. Está claro que quienes escuchamos música como un todo tenemos asumido que escribir letras de canciones también es parte del oficio del músico y de hacer música. En este caso, Birabent aportó las melodías para que Marcelo pusiera las letras. El trabajo, al fin y al cabo, fue con la sonoridades, haciendo dialogar el sonido de las palabras con las músicas ya compuesta previamente. Un arte en sí mismo.

En fin. Algo de todo esto apareció a lo largo de una charla relajada donde escuchamos, por lo menos, una canción de cada disco.

*****

PD:

"Ya no estoy calado afuera", canta Ezquiaga en Calada. Esperamos con esta breve aproximación a su obra no estar colaborando a una nueva forma de etiquetamiento de su música. Esperamos, a su vez, no colaborar en eso que la prensa suele hacer a menudo y muchos oyentes y lectores buscan desesperadamente: tenerlo calado. Si así fuere, corresponde al artista volver a correrse.

*****


*****

Para descargar el programa:

Bloque 01 ACÁ

Bloque 02 ACÁ

Bloque 03 ACÁ

Bloque 04 ACÁ