Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

¡Adios querido Peche!

Imagen
Fotos de Mari Sano Peche era el alma de Buenos Aires Negro. Peche vivía en Buenos Aires y era Buenos Aires Negro. Era el poeta que se animó a recoger la tinta y el espíritu de Julián Centeya para proyectarlo hacia un más allá incierto que duerme en el canto de Buenos Aires Negro, que es su canto. Conocedor de las calles pitucas y las que huelen a podrido, fue el que se tomó en serio eso de pintar su aldea para pintar el mundo. Y su aldea fue el barrio, nuestras calles, la esquina, las vidrieras, los circuitos del tango for export, los pibes jugando a cogerse por el Once y mucho más. Su Buenos Aires Negro es –perdonen la obviedad- un Buenos Aires no blanco, el que pocos cuentan, ese que se nos pasea todos los días frente a nuestras narices y que de puro cobardes o egoístas o hijos de puta que somos ignoramos. Peche recolectó sin guantes de latex la basura que la ciudad nos escupe en la cara y la puso a circular en sus canciones como cross a la mandíbula para que de una buena vez nos des…