martes, 28 de diciembre de 2010

Palabra de Leónidas

–Colocándolo casi en un rol de visionario, ¿qué caminos cree que tomará la poesía nacional en las próximas décadas?

–Es imprevisible: la ruptura parece marcar un determinado camino, pero la ruptura sutura y lo que fue cambio ya no lo parece y entonces es necesario volver hacia atrás para encontrar lo nuevo. Hay veces que para descubrir lo nuevo hay que volver a lo viejo, como decía León Trotsky. "Se trata de dar vuelta las viejas formas, como un guante", era su frase, citada por un poeta católico y conservador como T. S. Eliot, quien también dijo que Trotsky fue el único que entendió cómo venía la mano. En los textos de los poetas jóvenes percibo la ausencia de una épica. Con épica, me refiero a un poema que siendo poema –no propaganda– sea político, que recoja los conflictos actuales de la sociedad y los articule con el conflicto personal. Creo que esa carencia es un rasgo de la nueva generación, aunque no descarto que esté equivocado y sea yo quien no pueda percibir la presencia de ese elemento. Uno lee en estado de gracia o bien de desgracia. Cuando leés en estado de gracia, parás un momento y pensás: "Qué pavada estoy diciendo, si esto que creo que no está aparece en el poema de tal autor". No hay duda de que en los más jóvenes hay un lirismo, pero es despojado, muy distinto al de mi época. Despojado de todo colgajo lírico o, como dice el crítico y poeta Sandro Barrella, de "un lirismo narcotizado".
Hoy, los poetas exhiben un lirismo seco. Para expresarlo más gráficamente, los jóvenes bajan la poesía del cielo a la tierra.

(Leónida Lamborghini, nota de Juan Carlos Sancho para la revista de poesía La Otra*)

* Esa revista no tiene nada que ver con la revista de arte y pensamiento, dirigida por Oscar Cuervo, La Otra.

martes, 14 de diciembre de 2010

Vivo Pescador


Ha salido oficialmente el nuevo disco de Marcelo Ezquiaga "Vivo Pescador", grabado en la sala Osvaldo Pugliese del Centro Cultural de la Cooperación. Esa noche participaron como invitados Miguelius, Pablo Dacal, Pablo De Caro, Manu Caizza y Andy Ravioli. Además de reversiones de sus discos anteriores, hay una cancion nueva: "El gaucho vive y muere en su ley", cantada junto a Dacal (de lo mejor del concierto).

El disco se descarga en forma gratuita en
http://marceloezquiaga.bandcamp.com/

No sólo eso, también se puede descargar toda su discografía anterior de 2002 - 2010.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Se reglamentó la Ley 3022

(Publicación en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 29 de noviembre 2010)

DECRETO N.° 868/10.

Buenos Aires, 25 de noviembre de 2010


VISTO: La Ley N° 3.022, el Expediente N° 19.052/09, y
CONSIDERANDO:

Que por el artículo 1° de la Ley citada en el Visto se crea el Régimen de Concertaciónpara la Promoción de la Actividad Musical No dependiente del Ámbito Oficial, de laCiudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de proteger, propiciar y fomentar la actividad musical en vivo en todos sus géneros;

Que asimismo, mediante los artículos 2° y 3° de la citada Ley se estableció que alautoridad de aplicación de la misma es el Ministerio de Cultura del Gobierno de laCiudad Autónoma de Buenos Aires, o el organismo que en el futuro lo reemplace, y secreó en su ámbito el Registro de la Actividad Musical No Dependiente del Ámbito Oficial;

Que en este sentido y a fin de asegurar el cumplimiento de lo establecido por la Ley N°3.022, resulta conveniente crear un Instituto cuyo objetivo sea la administración yejecución del Régimen de Concertación establecido por la Ley precedentementemencionada, a través de la instrumentación de las diferentes medidas previstas en lacitada norma;

Que es intención firme de este Gobierno poner énfasis en favorecer los acuerdostendientes al fomento de la actividad musical;

Que por lo expuesto resulta procedente reglamentar la Ley N° 3.022, en orden al mejorcumplimento de los fines de interés público tenidos en mira por el Legislador enoportunidad de su sanción;

Que la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires ha tomado la intervenciónque le compete, en cumplimiento de lo establecido por la Ley N° 1218. Por ello, en uso de las facultades legales que le confieren los Artículos 102 y 104 de laConstitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,

EL JEFE DE GOBIERNO DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES DECRETA

Artículo 1°.- Apruébase la reglamentación de la Ley N° 3.022 la que como Anexo Iforma parte integrante del presente.

Artículo 2°.- Créase, en el ámbito del Ministerio de Cultura y como organismodesconcentrado el Instituto Bamúsica, cuyo objeto será administrar y ejecutar el Régimen de Concertación para la Promoción de la Actividad Musical No Dependientedel Ámbito Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, establecido por la Ley N°3.022.

Artículo 3°.- Facúltase al Ministro de Cultura a dictar las normas complementarias,instrumentales e interpretativas que fueren necesarias para la mejor y más adecuadaaplicación de la reglamentación que se aprueba por el presente.

Artículo 4°.- El presente Decreto es refrendado por los señores Ministros de Cultura yde Hacienda y por el señor Jefe de Gabinete de Ministros.

Artículo 5°.- Dése al Registro, publíquese en el Boletín Oficial de la Ciudad de BuenosAires, comuníquese a la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) ypara su conocimiento y fines pertinentes, pase al Ministerio de Cultura. Cumplidoarchívese. Moscariello a/c - Lombardi - Rodríguez Larreta a/c

martes, 9 de noviembre de 2010

viernes, 15 de octubre de 2010

Divididos en vivo a través de las radios de AMARC Argentina


Después de tres funciones completamente agotadas, Divididos vuelve el 20 de octubre al Luna Park en lo que será la última presentación de Amapola del 66 en Capital Federal.

Este concierto será transmitido en vivo y exclusivamente por las radios comunitarias de AMARC Argentina para todo el mundo desde las 21.

martes, 21 de septiembre de 2010

Los músicos le reclamaron a Macri que habilite más lugares para tocar









Las fotos fueron tomadas del FB de Ema Melo Forquera, Diario Clarín y Diario Tiempo Argentino

Publicado el 21-09-10 en Tiempo Argentino:

Más de 150 artistas formaron parte de la “Marcha Musical”, frente a la jefatura de gobierno porteño, ayer al mediodía, para “elevar la voz y exigir una solución concreta a la problemática cultural de la Ciudad de Buenos Aires en materia de conciertos y música en vivo”, según sus organizadores. La movida, llamada “¡No al silencio musical! ¡Sí al vivo!”, fue autoconvocada en respuesta a la decisión del Ejecutivo, luego del derrumbe en el boliche Beara, de suspender los permisos de excepción (bajo la resolución 1010/05), que afectó a casi 150 lugares que no pudieron ofrecer bandas en vivo. Frente a las oficinas de Mauricio Macri, entre improvisaciones de guitarra, percusión y bandoneón, los manifestantes exigieron que “no se persiga a la música en vivo” e hicieron hincapié en la falta de un marco legal efectivo para el sector.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Ciclo "Pueden venir cuantos quieran"- Fecha 1



Este es un ciclo que empezó en la primavera del 2009, en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (ecunhi). Juan Diego Incardona -quién lo lleva adelante junto a Rodolfo García- escribió al respecto:

"La idea fue juntar literatura argentina y rock, un cruce que, por supuesto, ya viene dado por las canciones. En las letras de rock nacional es posible rastrear poesía valiosa, que ha dado cuenta de distintas épocas de la cultura popular argentina, de la política, de la economía y la moda. Tanto el rock como la literatura van dejando documentos fundamentales para entender los estados de ánimo de nuestra sociedad. Aprovechando además que la literatura más under, copiando los modos de circulación del rock, ha salido del encierro que imponen los círculos para entendidos, este ciclo se suma a otros que proliferan en los últimos tiempos, donde los escritores, como si fueran cantantes, hacen públicas sus obras oralmente. El título, cita de una canción famosa de Sui Generis, representa el carácter inclusivo que intentamos proponer".

Literatura y Rock Nacional
(segunda temporada - primera fecha- )

Charla abierta con el público.

Músicos invitados: Emilio del Guercio (Almendra) y Javier Martínez (Manal)
Poetas invitados: Fabián Casas y Horacio Fiebelkorn.

Se proyectarán documentales y partes de la película "Ocio" de Alejandro Lingenti y Juan Villegas.

Presentan: Rodolfo García y Juan Diego Incardona.

Entrada libre y gratuita.

ECUNHI
Fundación Madres de Plaza de Mayo
Av. Libertador 8465

viernes, 10 de septiembre de 2010

martes, 7 de septiembre de 2010

"Yo creo que todos somos fundamentales para la literatura. Si el canon no me incluye o en a facultad nunca estoy, la verdad es que no se me mueve un pelo" - Reflexiones de Pablo Ramos (4-09-10)


*****

"Creo que escribir o ser músico o ser artista es una respuesta a una impotencia que uno siente".

"Yo soy también el tipo que para levantarme a mi novia le canto Por ese palpitar de Sandro, el que escucha Favio y se pone a llorar.A mi me pasa que soy todo eso. Uno tiende a valorar más a Leonard Cohen porque habla en otro idioma, porque tiene una mística que... puede ser un Sandro tranquilamente. Hay temas de Sandro que tiene una complejidad musical importante ¿no?

- Son canciones que pertenecen a géneros que los bienpensantes tienden a excluir...
- Claro.Primero porque ser baladista en español es para excluir. Roberto Arlt ya lo dijo en el 30: leen el Ulises porque no está traducido. Cuando lo traduzcan van a encontrar otros libros, ya no va a ser una bandera de clase, en definitiva. Porque excluye al que no puede leer en inglés. Yo creo que lo interesante de una inteligencia es que sea capaz de superar el prejuicio y vaya más allá de la mirada de los otros.

"A mi me encanta Vuelve de Ricky Martin. Porque en algún momento, en algún rincón o en un baño, nos permitimos conectarnos con emociones sencillas al borde de lo grasa. A veces eso se sostiene. Sandro es más interesante, inclusive Por ese palpitar es impresionante como desarrolla la historia... y la música es muy linda ¿no? Me parece un bolero increíble. Y a Favio lo amo. Favio le puso ruleros a Monzón, ¡punto! Miren Soñar soñar. Es Fellini pero nació acá". 
***** 

***** 

"Liliana Heker siempre tiene piropos raros para mi ¿no? Con La ley de la ferocidad me dijo: 'No podías no haber escrito esta novela'. Punto. Ya está. Y con En 5 minutos levántate María me dijo: 'Acá demostrás que podés escribir lo que quieras como quieras".

"'¿Un escritor sabés quién es?, me dijo Heker. Alguien que habitualmente escribe. Ponete a escribir habitualmente. Y me puse a escribir'. Y fue impresionante porque una persona así te alivia de todo. Yo trato de devolver esas cosas. Yo soy una persona que le pesa mucho lo que le dan, necesito dar porque me cansé de encontrarme con personas que me dieron cosas".


"Yo creo que todos somos fundamentales para la literatura. Si el canon no me incluye o en a facultad nunca estoy, la verdad es que no se me mueve un pelo. Sí sé que ya me instalé, y esto pasó ayer, porque en julio de 2004 yo no existía, no había publicado nada".

"Hoy estamos más preocupados por la salida ocurrente, por la salida que te deje bien parado humorísticamente, que por intentar profundizar tropezándonos en frases que puedan hacernos quedar como tontos. Creo que estamos dejando de lado la responsabilidad. Cobrando los tantos pesos que te paga el FILBA, disfrutando del hotel, del pasaje de avión, de alguna chica o chico que te sonríe... y muy preocupados en que eso siga así, que nada lo modifique".

"Yo creo que esta trilogía ( El origen de la tristez, La ley de la ferocidad y En 5 minutos levántate María) es sólida en el sentido de que son tres columnas importantes que sostienen todo lo que yo quiera hacer con respecto a Gabriel Reyes".

"Los tres libros funcionan de una manera simbiótica, por momentos no sabés en cuál de los tres estás. Se mete con un situación que hubo en el otro. Lejos de ser una trilogía involuntaria es perféctamente voluntaria, es parte de un mismo proyecto. No hay ningún sentido para hacer un libro más. Terminé de hacer el amor, como diría Pollock. Le preguntaban: '¿Cómo se da cuenta cuando termina un cuadro?' Y él contestaba: '¿Cómo se da cuenta usted cuando termina de hacer el amor?' Uno dice hasta mañana. Y acá dije hasta mañana".


*****

- Mi mamá desde que yo nací lleva un diario. Ella me prestó sus diarios para llevarme a Alemania y encontré ahí la historia de Pablo, el chico que se muere. Mi mamá fue madre voluntaria en la Casa Cuna, de esas madres que van a cuidar a otros chicos por la problemática de que son del interior y las madres tienen más hijos, entonces los dejan. Esa historia es tal cual, pasada por el tamiz de mi prosa y puesta en el contexto que se merece. Y el chico se llamaba Pablo de verdad.

- Yo pensé que era un juego tuyo
- No hay ningún juego, lo que es más impresionante. A veces me dicen que yo -lo digo acá y no lo digo más en otro lugar- lo hago para reforzar. No refuerzo nada. Te lo digo porque es impresionante que las cosas se den así: que mi mamá escriba desde que yo nací, que yo escriba, ese chico Pablo... mi mamá me estaba perdiendo de alguna manera. Como digo en La ley: "Dejé todo y me voy a lastimar". Y ella encuentra un Pablo a quién cuidar. Yo le pregunté si lo había elegido porque se llamaba Pablo y me dijo que no, que se dió como yo después lo cuento en el libro.


"Mi mamá me dijo: 'si algo te gusta del diario usalo'. Le pedí permiso porque escribe bárbaro".

"A partir de En 5 minutos... estoy hablando en todos lados de mi mamá y ella, habiendo leído el libro, quedó contentísima, se siente ahí adentro, es increíble. Esa es una posibilidad que me dió la literatura: es el ramo de flores que nunca le compro. Porque le voy a comprar flores y como soy un maricón paso por la panadería y le compro una torta de ricota, y paso por la verdulería y compro coliflor, naranjas, kiwis, y en realidad quiero comprar un ramo de flores. Es tanto el amor que siento por mi madre... lo abarcó todo para mi y mi hermano Gabriel; lo ocupó y lo sanó todo de una manera que es la única manera: olvidándose de ella por completo durante mucho tiempo".

jueves, 2 de septiembre de 2010

Segundo Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires

El FILBA comenzó ayer y se desarrollará hasta el 5 de septiembre. Pasarán por allí escritores, pensadores, artistas y público en general. Busca promover cruces interdisciplinarios entre la literatura y otras expresiones artísticas. El acceso a las charlas es gratuito. Para informarse sobre la programación y lugares ingresar aquí: www.filba.org.ar

viernes, 27 de agosto de 2010

La radio y yo



Mi relación con la radio se debe remontar al inicio de mi existencia. Casi desde que tengo memoria recuerdo la presencia de la radio en mi casa. Había una portátil que iba de un lado a otro, era una radio cuya marca no recuerdo con un parlante negro y el dial en color verde. Mi viejo la llevaba al campo todas las semanas y en casa creo que quedaba un Winco en el que se podía escuchar AM. Me acuerdo el día que papá apareció con el plástico que revestía el parlante de la radio todo deformado, era como si se hubiesen creado tres lomas de burro una al lado de la otra.

Evidentemente, la radio había sido ubicada en la luneta del auto y en la ruta el sol la moldeó a su gusto y piacere. Aún así –por supuesto- la radio siguió funcionando y nos acompañó por mucho tiempo más hasta que compraron una Tonomac, muy linda ella pero a la que le perdí el rastro. Hace unos 10 años se cambió por una Aiwa que venía de la casa de mi abuela y que terminó por ser más moderna pero mucho –muchísimo- menos fiel que las otras dos.

El otro recuerdo es de ver a mis viejos acostados y la radio en la cama al lado del oído. Ese era mi viejo. Qué digo al lado: abajo del oído. Supongo que de allí viene mi práctica de dormirme escuchando radio todas las noches, que comenzó de chico –llevándome la radio a la pieza para escuchar los partidos de River o de quien fuera- y fue continuando de más grande hasta el día de hoy.

En casa se escuchaba LU2 Radio Bahía Blanca. No me voy a poner a explicar lo que es LU2, ya lo hice alguna otra vez. Lo que me interesa contar es que son pocas las voces que quedan para siempre. En Buenos Aires hablan de Fontana, Guerrero Martineithz, Larrea… hombres y voces que además –como yapa-revolucionaron el modo de hacer radio. Bien: las voces que quedaron grabadas en mi memoria son dos (y las dos ligadas a las transmisiones deportivas): Rubén Coleffi y Rafaél Emilio Santiago. Los dos periodistas deportivos. Coleffi fue un extraordinario relator de básquet por radio que creo insuperable, al menos en mi recuerdo. También transmitió fútbol, pero no era lo mismo, el básquet era lo suyo. Debería conseguir esos viejos relatos de la década del 80/ 90 y cotejarlos con mis criterios actuales sobre la radio para escuchar si era tan bueno como yo creía. Supongo que sí. En ese momento yo escuchaba radio con una inocencia que fui perdiendo pero el recuerdo impone a Coleffi como un creador de mundos mágicos que pocas veces volví a oir. Hoy escucho con otros oídos, presto atención al behind the scene y a los mecanismo complejos que hacen que las puestas al aire suenen simples, bien y naturales. No todo es tan simple ni tan natural. No añoro esa inocencia. Yo iba a la cancha a ver a Estudiantes y miraba siempre hacia la cabina donde él transmitía. Quizás allí radiquen las primeras observaciones del cómo hacer radio. Miraba el partido, escuchaba la transmisión y trataba de sacarle los yeites, de ver si mentía en lo que transmitía. Y no, claro que no, si bien es cierto que el relato era siempre mejor que el partido. Con Victor Hugo también sucede. En esos momentos uno cae en la cuenta de que relatar es un arte. Coleffi se retiró del relato. Y con él un modo de relatar básquet en Argentina.

Y Rafaél Emilio Santiago (Santiago es su apellido) es una institución del periodismo deportivo bahiense, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva. Un tipo que ronda los ¿70? pero conserva su voz igual de fresca que hace 20 años. Todavía mantiene ese tono canchero, algo aporteñado quizás, que lo hace sobresalir del resto. Junto a Coleffi hacían una dupla de las mejores del mundo en lo suyo. Eran como Lennon- Mc Cartney o Jagger –Richards del basquet. Hoy extraño esas voces. Cada vez que vuelvo a Bahía me desespero por escuchar algunos minutos de Santiago. No me importa lo que diga, casi siempre estoy en desacuerdo con lo que dice, es absolutamente reaccionario, conservador y facho pero claro…caigo en la cuenta de que lo que yo extraño no es su opinión –que repito: detesto y por suerte con los años pude ir formando una mía propia- sino su voz. Esas voces son parte de las marcas de vida que uno lleva consigo, ese tipo tiene una voz que necesito cada vez que piso BB. De Coleffi no sé nada.

A través de la radio llegó la música. Mi vieja tenía un grabador y compraba unos cassettes de audio raros, una marca que podría recordar como AM60 o algo por el estilo. No eran TDK. Debemos estar en el año 88. Estábamos en el living del departamento y ella ponía la radio y esperaba ese segundo de silencio entre canción y canción para apretar rec y grabarlas. Recuerdo que esa tarde grabó No voy en tren y alguna otra cosa más… quizás Sergio Denis. Estábamos los dos mirando y escuchando la radio y yo veía cómo apretaba el rec para enganchar la canción que le gustaba. Esos cassettes los tengo guardados. Otros tiempos, más artesanales, y otra radio en una ciudad que no era Buenos Aires.

Eso fui yo como oyente. Hasta que un día me enteré de que mi tío hacía radio en una FM local. El era (y es) mecánico y para mí su ámbito de trabajo era su taller, los autos, el aceite, la grasa. Alguna que otra vez había registrado que en su casa aparecían cada vez más casettes pero supuse que era una especie de renacimiento de su interés por la música. La cuestión es que un día no sé si de cumpleaños o de visita a mi casa, él dice que se tiene que ir a hacer radio. Y yo lo acompañé. La radio era FM Radio del Sol y quedaba a dos cuadras de casa sobre la calle Drago. No me olvido cómo me temblaron las piernas cuando me dijo si quería leer un texto al aire. Wow! Yo tenía ganas de leer, lo deseaba, sólo tenía que preguntármelo. Por supuesto dije que sí. Son esos momentos en que uno desea mucho algo y a lo mejor el otro dándose o no cuenta le deja la oportunidad servida en bandeja. ¿Qué hubiera pasado si nunca hubiese pisado una radio a esa edad? No sé, nada seguramente. No hubiera pasado nada determinante. Pero quizá en ese mismo instante me dí cuenta de que por ahí iba a ir la cosa. Tenía 14 años, creo. No soy bueno para las fechas. Un tiempo antes había salido El amor después del amor de Fito Páez y empezaba a desandar el caminito de convertirse en el disco más vendido de toda la historia. Un día cae mi tío y –con ese aire protocolar que a veces tiene- le pidió a mis viejos charlar a solas. Y les preguntó si me podía llevar a ver a Fito Páez a la cancha de Estudiantes, presentaba el disco. Fuimos a ver a Fito y fue inaugural. Ya había recibido de mis viejos un casette de Sui géneris que gastaba y gastaba. Ahora se me abría el mundo de ésta bestia en estado de ebullición que era Páez. La música y la radio ya eran como una sola cosa para mí, iban de la mano. Y no estaba mal –sigue sin estar mal- porque hacer radio es parecido a hacer música.

Un par de años después – en segundo año de colegio- empecé a hacer micros de 10 a 15 minutos de deportes en una maratón de 6 horas sábados y domingos que se llamó Mano Única. Sábados y domingos de 8 a 14. Esperaba el fin de semana con una ansiedad similar a la que lo espero hoy (todavía me encanta ir a la radio y casualmente o no también estoy los sábados y los domingos). Al poco tiempo aprendí a operar, y cuando nos quedamos sin operador lo reemplacé todo el sábado y todo el domingo, cuando en la radio las tandas se hacían a casette y que salga todo a tiempoy como se debía eran una carrera contra el tiempo, sin mencionar los enlaces con los panoramas de Radio del Plata, la radio más impuntual que debe haber existido en la radiofonía argentina para tirar los panoramas. Al menos allá por 1996. En 1997 creo que pasamos a FM Latina y ahí ya hice las veces de co-conductor con mi tío. El programa se llamaba Codo con codo.

Toda esa época la radio me salvó la vida. Que alguien pensara que yo con 15 años podía hacer radio es una locura que a mi no se me ocurriría hacer con un pibe de esa edad por más que sea mi sobrino, no al menos sin pensarlo un rato largo. Esas cosas se agradecen. La radio para mi es mucho más que locutores, operadores, música, voces, tanda, emisor y mensaje. La radio fue un refugio. Y fue ideal porque a su vez me conectó con lo que a esa altura quería ser. Quería estar en contacto con la música, los medios, la política… La radio fue una llave para entrar a esos mundos.

La historia siguió pero no viene a cuento. Hoy la radio argentina cumple 90 años y sigue siendo importante en la vida de las personas, lo que significa que quienes la hacen también lo son. Se va a hablar de Sussini, de que fue la primera transmisión de ese tipo a nivel mundial, de que la hicieron desde el Coliseo, de Parsifal, de la magia y la compañía que significa para tantísima gente. Yo quería no perder el recuerdo de porqué amo a la radio, porqué nunca va a dejar de ser importante en mi vida, ya sea como oyente o hacedor.

PD: El día que aparezca un pibe de 15 años con ganas de hacer radio intentaré acordarme de mi mismo a esa edad y darle una oportunidad. Nobleza obliga
.

jueves, 26 de agosto de 2010

Vuelve La danse, el Ballet de la Ópera de París




A raíz del éxito obtenido por el estreno del film, que agotó sus entradas durante tres fines de semana consecutivos, el Complejo Teatral de Buenos Aires, la Asociación Doc Buenos Aires -en su décimo aniversario- y la Fundación Cinemateca Argentina reestrenarán el próximo lunes 30 de agosto en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín el film La danse, el Ballet de la Ópera de París, la obra maestra del documentalista estadounidense Frederick Wiseman.

Para acompañar el reestreno, se llevará a cabo simultáneamente un ciclo denominado "Danza contemporánea x grandes cineastas", creaciones de directores de la talla de Olivier Assayas, Claire Denis y Pierre Coulibeuf, sobre coreografías de Pina Bausch y Angelin Preljocaj, entre otros artistas que también participan del film de Wiseman.

La agenda completa de las proyecciones -que cuentan con el auspicio y la colaboración de la Embajada de Francia y el Goethe-Institut- es la siguiente:

Lunes 30:

- Eldorado / Preljocaj
(Francia; 2008)
Dirección: Olivier Assayas.
A las 14.30 y 18 horas ( 90’ )

El director de Boarding Gate y Las horas del verano filma el encuentro entre el compositor Karlheinz Stockhausen, legendario iniciador de la música electroacústica, y el coreógrafo Angelin Preljocaj, enfocado en la creación del ballet Eldorado. Sesiones de ensayos y conversaciones preparatorias, un auténtico intercambio que ilustra las resonancias entre partitura y movimiento.

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman
A las 21 horas ( 158’ )

Martes 31:

- La consagración de la primavera
(Alemania Federal, 1976)
Dirección: Pina Bausch y Pit Weyrich.

La consagración de la primavera, de Igor Stravinski, es una de las obras musicales coreografiadas más a menudo. Entre las incontables coreografías que existen, la versión de Pina Bausch puede ser considerada como la más radical y conmovedora de todas. La danza, en la que se desafía a una espesa capa de tierra, hace creíble el sufrimiento de los participantes del sacrificio primaveral con imponente presencia física e intensidad. Danzan, siguiendo la profunda convicción de su coreógrafa, por su vida.

+

- Cafe Müller
(Alemania Federal, 1985)
Dirección: Peter Schäfer.

Pina Bausch no ha expresado nunca de una forma tan personal y triste su tema principal, la búsqueda humana de protección y amor, como en su obra Café Müller, de 1978. Al mismo tiempo, en esta búsqueda imperturbable residen la fuerza y la voluntad de no rendirse, de no dejarse apartar del camino, incluso cuando la falta de esperanza parece abrumadora.

A las 14.30 y 18 horas ( 36’ + 55’ )

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman
A las 21 horas ( 158’ )

Miércoles 1°:

- Hacia Matilde
(Vers Mathilde; Francia, 2005)
Dirección: Claire Denis.

Un encuentro silencioso de dos mujeres que crean. Claire Denis, cineasta, filma de cerca los cuerpos y su lenguaje. Mathilde Monnier, coreógrafa, busca a través del movimiento, más allá de la forma de la danza, los territorios que se abren sobre la vida. Su encuentro testimonia una colaboración intensa e íntima y el deseo de Claire Denis de preguntarse ahora y siempre sobre el gesto como un misterio.

“Este film no se llama Hacia Mathilde porque sí. Nos encontramos mutuamente en el rodaje y ese movimiento ‘hacia’ formó una suerte de vínculo que va más allá de las palabras. Creo que, en un plano, en una toma de un film, el cuerpo debe vivir y también contar una historia” (Claire Denis).

A las 14.30 y 18 horas ( 84’ ).


- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman
A las 21 horas ( 158’ )

Jueves 2:

Damas y Caballeros a partir de 65
(Damen und Herren ab 65; Alemania Federal, 2002)
Dirección: Lilo Mangelsdorff.

Pueden seguir sentados en su casa y gozar de su jubilación. En lugar de ello han respondido a un pequeño anuncio de periódico que decía: “Se buscan damas y caballeros a partir de 65 años”. La coreógrafa de Wuppertal Pina Bausch presenta una nueva escenificación de su obra Patio de contacto con aficionados de edad madura. El documental acompaña a personas que han dejado atrás su vida profesional y aceptan un reto completamente nuevo. Ellas quieren aprovechar aquí todas sus energías y experiencias y sobreponerse a convenciones y fronteras. Un film conmovedor sobre el proceso de envejecimiento.

A las 14.30 y 18 horas ( 70’ )

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman
A las 21 horas ( 158’ )

Viernes 3,sábado 4 y domingo 5:

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman
A las 14.30, 17.30 y 21 horas ( 158’ )

Lunes 6:

- Dominique Mercy baila Pina Bausch
(Dominique Mercy danse Pina Bausch; Francia; 2003)
Dirección: Régis Obadia.

Se trata del recorrido de un bailarín excepcional, y también de la historia de su encuentro y su ejemplar colaboración con una de las más emblemáticas figuras de la danza contemporánea. Una colaboración artística y una amistad nunca desmentidas en treinta años, durante los cuales el deseo de ser uno mismo nunca prevaleció sobre la generosidad, la modestia y la devoción por la obra. Miembro del Tanztheater de Wuppertal desde su fundación en 1973, Dominique Mercy es indisociable de la aventura artística de Pina Bausch y de la mayoría de sus creaciones.

+

- Pabellón negro
(Pavilion noir; Francia; 2006)
Dirección: Pierre Coulibeuf.

Punto de partida de la película de Pierre Coulibeuf rodada en 35 mm: un edificio, objeto radical de hormigón negro calado, diseñado por Rudy Ricciotti para el Ballet Preljocaj, 19° Centro coreográfico Nacional, inaugurado en 2006 en Aix-en-Provenza. Siete bailarines-actores nos permiten describir sus espacios, a través de una creación inédita.

Acciones coreográficas y situaciones paródicas conducen el juego, cruzando diferentes lenguajes y varios temas: el espacio, el tiempo y el movimiento. La energía, las fuerzas, el vacío y el cuerpo son los temas explorados en esta creación especial, compuesta de escenas y cuadros coreografiados en los diferentes espacios del edificio. Inspirado por su forma próxima al constructivismo, Pierre Coulibeuf recurre a la ficción para poner a prueba la realidad.

A las 14.30 y 18 horas ( 56’ + 23’ )

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman.
A las 21 horas ( 158’ )

Martes 7,miércoles 8 y jueves 9:

- La danse, el Ballet de la Ópera de París
(Francia/EE.UU., 2009)
Dirección: Frederick Wiseman.
A las 14.30, 17.30 y 21 horas ( 158’ )

miércoles, 4 de agosto de 2010

Que nadie me mida el corazón


Domingo 1 de agosto de 2010 - Página/12

Un músico elige su canción favorita:

Ernesto Snajer y la versión de Lliliana Herrero de “La casa de al lado", de Fernando Cabrera.


"Cuando era chico y escuchaba algo que me gustaba, creo que entraba en trance. Empecé a escuchar música de muy chico: es algo con lo que tuvieron mucho que ver mi mamá y mi tía, pero especialmente un abuelo muy melómano, que era colectivero y cuando él volvía de trabajar se ponía con el combinado. Yo lo miraba a escondidas, pero de ahí adquirí el hábito. Luego escuché Sgt Pepper’s y me volvió loco, y a los 11 años ya tenía la colección completa de Los Beatles. Si una canción me gustaba mucho yo entraba en un estado de beatlemanía: de pronto estaba en Liverpool tocando con ellos.

Ahora, por lo general, siempre estoy tratando de recuperar ese sentimiento de cuando alguna canción me transportaba a otro lugar. A mí me pasó que a medida que iba juntando más experiencia como músico, cambió mi manera de escuchar y de relacionarme con la música. Siempre existen cosas para descubrir o redescubrir, pero son pocas las cosas que me conmueven profundamente como al principio. Hoy tengo una escucha más quirúrgica de la música, aunque aquella otra experiencia de mi infancia no se perdió del todo. Sigo buscando. Y eso es lo que me sucedió con “La casa de al lado” de Fernando Cabrera, en especial con la versión de Liliana Herrero.

Conocí esta canción cuando Liliana estaba armando el repertorio de Igual a mi corazón, y me la cantó a capella. Ella arrancó con: “No hay tiempo, no hay horas, no hay reloj” y yo ya estaba otra vez en Sarandí con Pablo Ramos y los pibes, en verano y sin hacer nada. Tardes enteras en cueros, muertos de calor, en patas en la vereda, con el tocadiscos fuerte en la casa de mis abuelos. No nos aburríamos de hacer eso. Ese tema que hizo acordar de aquello. Una de las cosas sensacionales de la letra es que describe algo del barrio, pero aunque puede parecer costumbrista no lo es demasiado: el costumbrismo mucho no me gusta, tiene que tener algo psicodélico en el medio, y esto lo tiene. Es la clase de temas que uno conoce aunque no lo haya escuchado antes, parece que siempre hubiera estado ahí, como “Muchacha”, “Yesterday” o “Lately”, de Stevie Wonder. La melodía es hermosa y los acordes iban sonando en mi cabeza, a pesar de que Liliana cantaba a capella.

Creo que el mérito mayor de Fernando, es que es imposible imaginar otra melodía para esa letra (y viceversa). Son geniales las dos cosas e inseparables. Y es muy lindo cómo llega el estribillo después de las estrofas, parece un desahogo. Me gusta mucho que si bien hay un tono melancólico, no es un bajón. En general no me gustan los temas tristes, y a éste no lo siento exactamente triste. La letra parece decir que, bueno, las cosas eran así; está buenísimo que fueran así pero ya han pasado, y el mejor momento es ahora. “Se pasa el año, se pasa volando”, dice la canción, y el verso me resulta impactante: el momento es ahora, es importante, no hay que dejar que se nos escape. Al menos eso es lo que yo interpreto, lo que me llega.

La manera de Liliana de cantarla es conmovedora, muy profunda y tiene todos los matices posibles. Matías Arriazu en la guitarra y Mariano Cantero en la percusión tocan como los dioses, son dos tipos que juntos se potencian y parecen un grupo más numeroso. También tiene un rol importante en la grabación Marcelo Moguilevsky. Sus frases de clarinete parecen las voces de las personas que vivían en ese universo que pinta Cabrera en la canción, ecos de gente que uno conoció –los vecinos del barrio tal vez– y que no está más".

No hay tiempo no hay hora no hay reloj
no hay antes ni luego ni tal vez
no hay lejos ni viejos ni jamás
en esta olvidada invalidez.

Si todos se ponen a pensar
la vida es más larga cada vez
te apuesto mi vida una vez más
aquí no hay durante ni después.

Dejá no me lo repitas más
nosotros y ellos vos y yo
que nadie se ponga en mi lugar
que nadie me mida el corazón.

La calle se empieza a incomodar
el baile del año terminó
los carros se encargan de cargar
los restos del roto corazón.

Acá no hay tango
no hay tongo ni engaño
aquí no hay daño
que dure cien años
por fin buen tiempo
aunque no hay un mango
estoy llorando
toy me acostumbrando

Acá en esta cuadra viven mil
clavamos el tiempo en un cartel
somos como brujos del reloj
ninguno parece envejecer.

Mi abuelo me dijo la otra vez
me dijo mi abuelo que tal vez
su abuelo le sepa responder
si el tiempo es más largo cada vez.

Se pasa el año
se pasa volando
ya no hay más nadie
que pueda alcanzarlo
y yo mirando
sentada en el campo
como se pasa
el año volando.

No pasa el tiempo
no pasan los años
inventa cosas
con cosas de antaño
a nadie espera
la casa de al lado
se va acordando
se acuerda soñando.

lunes, 5 de julio de 2010

miércoles, 23 de junio de 2010

Congreso por la Ley Nacional de la Música


Más de 400 referentes de la actividad musical se dieron cita en el CONGRESO POR LA LEY NACIONAL DE LA MÚSICA que se llevó a cabo los días viernes 4 y sábado 5 de junio en el ECuNHi (Espacio Cultural Nuestros Hijos) de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

El Congreso fue organizado por la FA- MI (Federación Argentina de Músicos Independientes) y el mencionado espacio cultural. Las actividades de ambas jornadas incluyeron mesas- debate sobre: derechos intelectuales y laborales en la música, la problemática de falta de normas claras para habilitar lugares para tocar, entre otros temas referentes a la música. También se expusieron, a través de los representantes de las organizaciones de músicos, las distintas realidades en las que se desarrolla la actividad musical en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Santa Cruz, Buenos Aires, Neuquén y Capital Federal.

El Congreso contó con la participación de una gran cantidad de sectores relacionados con la actividad, desde músicos hasta dueños de lugares para tocar (La Vaca Profana, Casa Brandon, No Avestruz, entre otros), managers, productores, sonidistas, videastas, etc.

Algunos de los presentes y disertantes fueron: Raúl Carnota, Liliana Herrero, Teresa Parodi (Directora del ECuNHi), José Luis Castiñeira de Dios (Director Nacional de Artes), Diego Boris (músico y presidente de la FA-MI), Cristian Aldana (músico del grupo El Otro Yo y presidente de la Unión de Músicos Independientes), Matías Merillan (representante de los Pueblos Originarios en el Consejo Federal de Medios de Comunicación Audiovisual) quien vino a traer su adhesión a la Ley Nacional de la Música, Carlos Casciani (presidente de FIMA y del Movimiento Independiente de Músicos Mendocinos), Gaby (manager de La Renga), Jorge Pistochi (creador de la legendaria revista Expreso Imaginario), Pablo Baldini (productor nacional e internacional) en representación de AADET (Asociación Argentina de Empresarios Teatrales), Rodolfo Garcia (músico y gestor Cultural) Idelfonso Pereyra (gestor cultural y productor del festival de Tango Independiente) Jorge Zima ( Músico Y gestor Cultural) Alicia Lagos (editora y especialista en propiedad intelectual), Ramón Antuz (Presidente de la Asociación de Músicos Independientes de Santiago del Estero), Andrés Abramowski (Presidente de QUBIL, Músicos Independientes de Rosario), Gustavo Llanos (Presidente de Septiembre Rock, Santa Cruz), Jorge Chocobar (Presidente de la Asociación de Músicos Independientes de Neuquén), Víctor Conti (Presidente de Músicos Independientes Asociados de Salta), Jorge Cueto (Vicepresidente del Músicos Convocados de Córdoba), Gustavo Zurbano (Presidente de la Unión de Músicos en la CTA), Edgardo Federico Denis (Secretario de la asociación civil SuRock de Santa Fe), Omar Garayalde (músico y docente), Guillermo Tello (Músicos Convocados), entre muchos otros.

Con una amplia concurrencia, el cierre estuvo a cargo de Horacio González (Director de la Biblioteca Nacional y Co-autor de la Fundamentación de la Ley Nacional de la Música) como expositor y de Miguel Cantilo. El reconocido músico dio un recital y el público entusiasmado se retiró cantando la última línea de la La Gente del Futuro ... es el material con que edificaremos un mañana total.

Extraído de www.musicosconvocados.com

viernes, 11 de junio de 2010

Piropo!


"Yo la estuve hojeando y voy a quedar como un chuámedias, pero tengo que decir algo, un elogio: Muchas veces las revistas se arman y terminan siendo moderadas porque dan cuenta de algo, pero no es que dicen sino que simplemente muestran y nada más. Todos los artículos que estuve hojeando recién dicen cosas muy fuertes, son opiniones, blanco o negro. A mí me parece algo muy importante que una revista tenga puntos de vista claros acerca de distintos aspectos de la realidad y de las artes. Y la verdad que La Otra todo el tiempo está diciendo cosas y valorando, que es lo que una revista tiene que hacer. Una revista tiene que tener un criterio editorial y ese criterio tiene que ser político, estético, etc. Así que felicitaciones, tantos años, tantos números, mucho laburo..."

(Juan Diego Incardona, al aire del programa el pasado 5-06-10)

jueves, 3 de junio de 2010

Almorzando en el Colón




El sábado pasado charlamos con José Piazza, delegado general del Teatro Colón.

PC: Nos preguntábamos mientras veíamos la reapertura del Colón qué es lo que piensan ustedes de eso y que es lo que hay detrás de esa fachada.

José Piazza: Son varias cosas. Desde la parte legal, el no respeto de la ley ni de los fallos judiciales por parte del Gobierno de la Ciudad. Hasta ahora llevamos 4 fallos judiciales a favor de los trabajadores, porque todas las medidas que se han tomado internamente con el personal han sido ilegales. Por eso tenemos un cuarto fallo a favor y presentamos una denuncia penal contra el Ente Autárquico del Teatro Colón y contra el Ing. Macri, Rodriguez Larreta, su ministro de Cultura Hernán Lombardi, al Ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad Daniel Chain y al director del teatro García Caffi por incumpliento de los derechos de funcionario público. El Ente Autárquico, así como la jefatura de gobierno, se mantienen fuera de la ley. Por otro lado: ¿qué esperamos nosotros? Yo tuve la oportunidad de empezar a ensayar dentro del Teatro y Macri dice que el teatro puede funcionar con 800 personas adentro. Yo te digo que entro y encuentro seguridad privada que está pegando vueltas en los pasillos. Nosotros teníamos poca seguridad y era del gobierno, ahora todo eso está tercerizado, es decir que tengo dudas de que se trabaje con 800 personas, porque hay mucha gente trabajando y son todas empresas tercerizadas. Ni hablar de la boletería, que ya lo sabemos, o de parte de la producción que también ha sido tercerizada. Lo que está haciendo Macri al desplazar a 300 trabajadores es desplazar a un personal por otro, busca el negocio privado con patrimonio público, total lo mantiene el contribuyente de la ciudad. Lo que se ve es que se perdió o se está perdiendo un teatro como sucedió con los ferrocarriles o con Aerolíneas Argentinas o muchas empresas que ahora son todas subvencionadas. Las terceriadas son subvenciones, es decir que el gasto se va a agrandar, el trabajador que hacía la tarea que hace un empleado del estado va a ganar mucho menos.

PC: ¿Cuáles fueron las medidas que se tomaron con los trabajadores durante el tiempo que se estuvo trabajando adentro del teatro?

JP: Para llevar a cabo esta medida se tuvo que crear la ley de Autarquía, donde no tipifican al personal del teatro pero sí a las direcciones. En una resolución interna del teatro se eliminaron 11 secciones: 9 técnicas y 2 artísticas. Todo en forma ilegal, porque para hacer una resolución interna –como dice la ley que ellos hicieron- tendrían que hacer paritarias y garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores del teatro, y el directorio tendría que estar compuesto por un trabajador elegido por sus propio pares. Nada de esto sucedió, la dirección del teatro obvió estos artículos que tiene la ley y avanzó de forma unilateral e inconsulta a desplazar a todo el personal y crear una estructura que no es nada funcional para el teatro. Y digo esto porque sacan mayordomía y contratan una empresa privada para que limpie el teatro, o lo mismo con boletería. Es decir que a la gente que desplazan la reemplazan con tercerizadas. Va al gran negocio, el teatro recauda mucho dinero. La discusión que tendríamos que tener acá es qué tipo de teatro queremos. Ellos quieren un teatro de rédito económico, nosotros uno de rédito social.

PC: ¿Tuvieron algín tipo de apoyo por parte de los artistas que han sido figuras del teatro? ¿Están inmersos en esta problemática?

JP: No. Están los obsecuentes y los que quieren defender el teatro. Nosotros estamos defendiendo el teatro, que es lo que debería hacer el Estado. Creemos que no debe avanzar esta ola privatista. Nosotros tenemos nuestras dudas y nuestros cuestionamientos sobre lo que ha hecho la empresa que se encargó de la refacción del teatro. Lo mismos van a hacer en el Teatro San Martín, allí están pasando por el mismo proceso que estamos pasando nosotros. Lo de Macri es un proyecto político que apunta a privatizar todo, lo mismo sucede con la salud, en ese sentido el Colón no es una burbuja. Nosotros defendemos un modelo de gestión que esté a disposición de los contribuyentes y no de 4 vivos. El nuevo abono, por ejemplo, subió hasta un 400 por ciento en relación a los abonos anteriores, así que ahí está claro para quién se hace el teatro: para un nuevo público, para el turismo...

PC: ¿Por dónde pasan los cuestionamientos a las refacciones que decís?

JP: No es una refacción sino una reestructuración, es decir que el teatro como era dejó de serlo, se tocó el teatro en su estructura edilicia histórica. Ya no es el teatro Colón que fue porque ha sido totalmente reestructurado. Donde estaban los camarines están haciendo sala de estar, confiterías; las salas de ensayo las cambiaron, los camarines también... Ya por ese lado se tocó el muro histórico. Con respecto a la acústica hay muchas dudas, por suspuesto que nunca va a ser la misma, pero lo que queremos ver es si ha quedado dañada o no. Yo no he tocado en la sala aún, pero algunos colegas me dijeron que hay mucha reverberancia, etc, etc. Yo, cuando ensaye en la sala, podré tener una opinión personal. Y después hay que decir que hay un faltante de patrimonio interno, todos los materiales que había estaban tirados por ahí y todavía siguen tirados en el predio de al lado de la Facultad de Derecho. Estamos tratando de defender todo lo que podamos del patrimonio interno además del personal.



Hasta ahí la entrevista.

Y hablando de todo un poco, ésta semana nos enteramos que -como si fuera poco la utilización de la sala Cunill Canabellas del Teatro San Martín para una fiesta privada- han facilitado la utilización de las instalaciones del Colón para que Mirta Legrand festeje sus 42 años en pantalla. Los invitados serán el Jefe de Gobierno, el Ministro de Cultura de la Ciudad, el Director del Teatro Colón y el Ministro de Planificación Urbana de la ciudad.

Dice Iván Pavlovsky, vocero de Macri, en el Página 12 de hoy: “Mirtha es una de las dos grandes divas en vida que tiene la Argentina, tiene un palco en el teatro y como creemos que el aniversario de su programa en el año del Bicentenario es una causa importante, nos pareció atinado acceder al pedido”, argumentó Pavlovsky. Según el vocero del jefe de Gobierno, no hubo un pedido formal ni tampoco se le exigió a la producción nada a cambio. “Las charlas comenzaron con la reinauguración del teatro y después de tomar los recaudos necesarios decidimos prestarle el Salón Dorado de manera gratuita, de la misma manera que otros programas han entrado al Colón, como alguno de El Trece y el ciclo radial de Oscar González Oro”.

Justamente eso marcábamos en la radio, que no es cualquiera quien ingresa al teatro, sino todas voces que que exaltan este espíritu privatista que marcaba José Piazza. Existe un lobby grosero que se viene realizando desde hace meses para generar cierto consenso de que la reapertura conlleva -por ejemplo- una excelente acústica, cosa que por el momento está en duda (dicho esto por los músicos que están empezando a ensayar en la sala). Claro, no es lo que dicen los personajes que desfilaron por Canal 13, ni el Negro Oro cuando recorrió las instalaciones junto al arquitecto a cargo de la obra. Ninguno de todos ellos cuentan esas cosas que están contando los delegados y que tienen que ver con el funcionamiento interno del Colón, con el personal desplazado, con el desmantelamiento de una área importante como la producción, en fin...las personas que sostienen al teatro día a día.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Editorial leído al aire el 8-05-10

Hace unas semanas estuve participando de un taller que lleva adelante el escritor amigo Juan Diego Incardona. Estamos en un momento en el que desde los medios de comunicación se insiste con el miedo. Todos tienen miedo, ahora también los periodistas. A tal punto llegó la situación que Eduardo Aliverti en la entrega de los Martín Fierro se vió obligado a decir que paren un poco, que tengan más respeto por las palabras, que acá se chuparon a mucha gente como para que estos tipos anden alegremente diciendo que tienen miedo, cuando está a la vista que dicen y hacen lo que se les da la gana sin que nadie les diga nada, ni le coarten ninguna libertad.

Desde hace mucho el tema es la inseguridad, esto de que salís y te pegan un tiro. Se crea un clima de paranoia que muchas veces contrasta con lo que se percibe en la calle. Ahora el miedo golpea la puerta de las casa de los periodistas. Escriben un libro de investigación o cualquier otroa y ya están a la defensiva pensando en cuándo llega la represalia (y con eso el marketing y con eso la mayor cantidad de ventas). Más allá de los hechos en la feria del libro o de los carteles a los que llaman escraches en las marchas por la ley de medios –que no negamos-, ese miedo que pregonan no deja de ser un miedo de clase.

Juan Diego me ayudó a hacer el ejercicio de rastrear la inseguridad en la literatura argentina. Quizá el primer caso de representación de esa inseguridad haya sido El matadero de Estaban Echeverría, cuento que además es fundacional de la narrativa argentina. Estamos hablando del siglo XIX. La historia es más o menos así: Un unitario cajetilla va con su caballo camino a Barracas y pasa cerca de este matadero, ingresa en territorio ajeno, las afueras de la ciudad, en los suburbios, donde carniceros y achuradores están trabajando entre reses tendidas en el barro, sangre que sale de los degüellos y gente que se amontona para llevarse un pedazo de esos animales. Ellos eran la prole, los que respondían al restaurador, los federales. En términos de Sarmiento allí está la barbarie. El unitario entonces entre en zona ajena, en el espacio del otro y ni bien es visto se le van al humo, lo tiran del caballo y empieza a ser delirado. “Mueran los salvajes unitarios” gritaban. Le quieren hacer la refalosa, lo quieren violar. Este joven unitario se encoleriza y no es violado porque antes de ser penetrado revienta de rabia. Explota de bronca.

David Viñas dijo alguna vez que la literatura argentina se funda en una violación, no es exactamente cierto porque no hubo penetración, pero algo de eso hay.

Ahí está la manera en que Echeverría representa al otro, al diferente. Y es justamente el hombre letrado, el hombre culto el que representa a los que no tienen voz. O sea: el tipo que les da voz a los otros es el culto. Vaya paradoja. Nunca el otro habla por sí mismo. El otro es hablado por Echeverría en este caso. (Piénsenlo en relación con la actualidad ¿Quiénes son los que hablan por nosotros?)

La de Echeverría es paranoia de clase y como dice Ricardo Piglia se va a reescribir esta misma historia infinidad de veces a lo largo de la historia de la literatura argentina. Es la reactualización constante de la lucha entre civilización y barbarie. Echeverría, un tiempo antes, había escrito La Cautiva. Otra vez la paranoia a flor de piel. El otro en este caso es la horda de “indios” que vienen a llevarse a sus mujeres que están en las campañas acompañando a sus maridos. El otro siempre es un salvaje.

Hay algunos otros ejemplos: Pensemos en Facundo de Sarmiento, en Casa Tomada de Cortazar, en El niño proletario de Lamborghini, en La lengua del Malón de Guillermo Sacomano. Menciono sólo algunos. Y si salimos de los libros y lo llevamos a la televisión… Okupas, la serie de Bruno Stagnaro. Buenos Aires del 2000. Hay un capítulo –el 4- que se llama "El beso de Judas" donde Ricardo –el personaje protagonizado por Rodrigo de la Serna- hace un viaje iniciático hacia el Gran Buenos Aires. Nuevamente el Gran Buenos es un territorio desconocido en el que el chico blanco de clase media alta incursiona para buscar merca. Como sucede en El Matadero a “Ricardito” intentan violarlo y le dicen “mascapito”. Podemos pensarlo como otra reescritura del Matadero. Nuevamente el paisaje donde anida la barbarie es más allá de la General Paz. Siempre la geografía organiza las relaciones en centro y periferia. El centro es la capital, la periferia el conurbano.

Salgo de la ficción. El otro es el tipo al que Macri le quiere prohibir que venga del Gran Buenos Aires a atenderse en “nuestros” hospitales, al que le manda la UCEP para que no contamine el espacio público, el piquetero que corta el puente o el trapito amenazante que acecha en cada esquina. Para los periodistas el otro es el que camina por la calle y les puede pegar un bife, el irracional, los que vamos a las marchas, los crispados.

¿Qué es lo que sucede? Esa persona que antes no tenía voz empieza a tenerla, puede poner un cartel y tener visibilidad, ya no está oculto. Ya no son ellos la voz de los que no la tienen, se deschavaron y quedó en evidencia que ellos son voces interesadas. Cuanto más espacio y credibilidad pierden, más restringido se ve su campo de acción. La verdadera amenaza no es contra la libertad expresión, la verdadera amenaza es que dejan de sentirse impunes. Es la queja de unos pocos. Esos que nos escribían el relato ahora se dan cuenta de que no es tan fácil que nos traguemos sus buzones. Los pregoneros del miedo son nuevamente los que sienten que su posición está en peligro, ni más ni menos que lo que viene sucediendo desde hace 200 años en Argentina; saltan como leche hervida. Y será una buena tarea seguir rastreando de qué manera esos conflictos de clase inherentes a nuestra sociedad se siguen actualizando.

¿Cuál es la solución para estos tipos que tienen una posición dominante? Siempre es reprimir, instaurar orden, eliminar al diferente, bajar los humos. Yendo al extremo, lo que escribió Lamborghini en El niño proletario: Que tres pibes de clase alta terminen violando salvajemente a un villero, a uno inferior a ellos, porque se lo merece, porque hay que hacerle tragar la mugre misma con la que se alimentó. Y cuando le rompen el culo ellos gozan. Porque es así: hay un rechazo pero hay un goce, hay una atracción por más que lo quieran eliminar de la faz de la tierra (hay un goce en ese eliminarlo de la faz de la tierra).

Es una metáfora, aunque nuestra historia está llena de ejemplos de que no es sólo literatura esto que decimos. Algunos pregoneros del miedo de hoy andan por allí especulando nuevamente con muertos, pero la mayoría todavía no se ha animado a decirlo tan abiertamente, lo tienen reprimido. Pensándolo bien, Macri encarna esa fantasía cuando utiliza descaradamente a gruposde tareas para desalojar, apalear y torturar a personas que viven en la calle. La metáfora de Lamborghini sirve para pensar, y es paradójico. Siempre fueron ellos los que hablaron por nosotros, ellos nos daban voz (y en buena medida intentan seguir haciéndolo). Lamborghini hizo la operación inversa, él se puso en la piel del supuestamente civilizado e hizo realidad esa fantasía de vejar y de violar justo a ese que es el último orejón del tarro de la sociedad.

La literatura ayudando a pensar.

jueves, 6 de mayo de 2010

Buenos Aires Negro toca y pone su disco para que lo descarguen


Dos novedades:
Una: Buenos Aires Negro se presenta los viernes de mayo a las 00:00 hs.
Dos: Su último disco Sol del Once está en su página para descargarlo!!
Hagan correr la bola.


Ingresá en : http://buenosairesnegro.com
Seguí este enlace para descarga directa: http://buenosairesnegro.com/?page_id=240
Seguí este enlace para escuchar on line: http://buenosairesnegro.com/?page_id=18

miércoles, 5 de mayo de 2010

Florencia Ruiz




Presenta Ciclo Centro 10 años

Los viernes 07, 14, 21 y 28 de mayo celebraremos los 10 años de edición de Centro.
Encuentros acústicos con amigos versionando canciones de sus discos: Centro, Cuerpo, Correr, Fogón, Mayor, Ese impulso superior y de su nuevo disco (próximo a editarse) Tangos y covers del rock nacional.

Viernes de Mayo - 21:00 hs.
Wallrod Espacio de Arte
Carlos Calvo 3619 (Boedo)
Capacidad Limitada
Entrada 20 pesos

martes, 27 de abril de 2010

Vuelve la FLIA!


SÁBADO 1 y DOMINGO 2 de MAYO


FERIA DEL LIBRO INDEPENDIENTE y (A)

en Azcuénaga 933 (entre Paraguay y M.T. de Alvear)


*****
La feria del libro independiente es un espacio alternativo, un encuentro importante para mucha gente que impulsa y genera otra forma de hacer, vivir y consumir cultura. Un espacio de libre participación, sin sponsors ni marcas.

*****

viernes, 16 de abril de 2010

Miguel Abuelo: Es dificil solamente llegarte a los talones




Ir tras las huellas de Miguel Abuelo nunca fue fácil. Para los que somos admiradores de su obra encontrarnos con cosas de su primera época como sus primeros simples, su disco en solitario o sus poemas siempre fue una empresa difícil. Recién de un tiempo a esta parte se hizo posible leer cosas suyas o escuchar esas canciones maravillosas grabadas en Francia bajo el título "Et Nada". Un par de rastreadores de los de antes supieron leer con pericia esas marcas que Miguel dejó diseminadas por la ciudad y nos allanaron el camino a todos.

El lunes a la noche, en el marco del BAFICI, se proyectó en el MALBA “Buen día, día”, la película documental dirigida por Santiago Constantino y Eduardo Pinto que intenta rastrear los movimientos de Miguel a lo largo de su vida intensa. Lo que lograron es radiografiar para toda una nueva generación la figura de un artista inmenso (poeta y músico saludablemente distinto). Dice Andrés Calamaro en una de sus apariciones: “No era un diamante en bruto, era un diamante! Lo demás es bruto”. Y la razón que tiene.

Como eje de la película eligieron a Gato Azul Peralta, hijo de Miguel, que tenía 16 años cuando su padre murió por una enfermedad derivada del HIV en 1988. Gato Azul anda en moto de un lado a otro de la ciudad de Buenos Aires encontrándose con fotos de su padre que están pegadas en diferentes lugares. Son fotografías de distintas épocas perdidas en las calles aledañas a Puente Pacífico, zona por la que Miguel transitó y donde existe una plaza que lleva su nombre. Gato se mueve con una soltura que hace pensar en su padre y en lo cómodo que se sentiría caminando junto con él por ahí. El tono blanco y negro elegido para los momentos en los que recorre la ciudad ha sido acertado. Cada foto que halla es un anzuelo que lo hace avanzar en la historia y – al igual que muchos de los espectadores de la película- ahondar en su búsqueda y reconstruir momentos de la vida de su padre que a él se le escaparon, que no conoce. La película ayuda a Gato a buscar.

A MI HIJO

Nada hay que nada prohíba,
y a todo debes estar despierto,
como el halcón se encorva para la lucha,
como quien recibe ofrendas del cielo.
Aquí, así. Ahora.
En el agua del lago artificial.
Los hombres reman
conduciendo a sus hijos.
(Miguel Abuelo)

Ha sido una buena decisión de parte de los directores, también, la presencia importante de las calles de la ciudad. Miguel Abuelo tenía calle. Todos en aquella época eran callejeros - naufragaban, como se decía a fines de los 60 y está escrito en "La Balsa"- pero Miguel parece ser el que más (Tanguito quizá sea el otro). No sólo por caminar, por dormir, por andar colocado o por deambular por los bares hasta altas horas, lo era también porque salió del barro. Spinetta lo dice clarito, Miguel representaba a corta edad todo lo que ellos aspiraban a ser; mientras ellos eran nenes respetuosos y pendientes de sus padres, Miguel andaba por la calle. Esa era una gran diferencia entre Miguel y el resto. Y era una ventaja. “Tenía la sabiduría que da la calle”, me dice un amigo. Cuando uno está en la calle y recibe golpes no le queda otra que acusar recibo de ellos. Si los sabes entender, si lo podés capitalizar, te da un plus respecto de los demás. Cuando Miguel era golpeado no tenía dónde recostarse, los otros –como dice el Flaco- tenían la protección de los padres.

Yo siempre fui un emigrante, desde chico”, cuenta Miguel. Su voz aparece en off mientras en la pantalla se concatenan una serie de fotos de cuando era niño y estaba al cuidado de su hermana Norma. El recurso de utilizar grabaciones de audio suyas introduciendo distintos momentos de su vida es esencial para sentirse cerca de él porque su relato casi siempre es tranquilo y reposado. También hay mucha música, imágenes de conciertos con Los Abuelos de la Nada, de él solo con la guitarra y –sobre todo- muchos buenos poemas. Cada poema leído por el propio Miguel –también en off- es como una piña a la mandíbula dada por ese muchacho de la foto que está arrinconado contra la pared con los guantes de box y en pantaloncitos cortos. (Aquí quiero hacer una reivindicación: esos poemas aparecen gracias a Juan Alberto Badía, que un día se sentó con él y le pidió que los grabara en un grabador. Muchas veces se lo toma a la chacota, yo creo que tiene un mérito tremendo en la difusión de mucha buena música popular).

Los Abuelos de la Nada

"Los Abuelos de la Nada nacieron en un día que acompañé a Pipo Lernoud a arreglar los papeles de sus obras Ayer Nomás y no me acuerdo cuáles otras más a la compañía Fermata que pertenece a Ben Molar, el señor Brenner. Ellos se habían olvidado de mí por un rato, pero de pronto me descubrieron, y me miraron. Y el señor Brenner, este señor Ben Molar, me preguntó: "¿Y vos que hacés? ¿Vos tenés un grupo?". Me dio la respuesta, te darás cuenta. Bueno, yo siempre fui un propulsor de la verdad, pero la mentira la tengo en la punta de la boca para lo que haga falta, es una herramienta. Entonces le dije "Si, tengo un grupo". El tipo se alarmó porque fui demasiado rápido. Me dijo "¿Y cómo se llama?". Mi computadora, que caminaba muy rápido, sondeó el fondo de mi alma y encontró una frase del gran Leopoldo Marechal (...) Esa frase del libro El banquete de Severo Arcángel decía: "Padre de los piojos, abuelos de nada". Una frase que me pegó mucho. Pintó esa frase, y así como me vino la puse en la palma de mi lengua. Y se la puse ante las orejas de Ben Molar, que inmediatamente descubrió un crack en su personalidad. Hizo crack, algo se contorsionó en él como si agarrás una tortuga con un anzuelo y la levantas. Se contorsionó inmediatamente y me dijo: "Tienen hora de grabación dentro de tres meses en CBS Columbia. Averigüen el horario, su productor va a ser Jacko Zeller". Yo no tenía lapicera, no me moví del lugar. Pipo anotó rápidamente como buen amigo y buen aliado que era. Terminó la reunión, le di la mano y nos mandamos a mudar. Ahí le dije a Pipo: "¿Te das cuenta en la que nos metimos?" Y él me contestó: "No te preocupes. Vamos ya mismo a la plaza y encontramos a todos los músicos"

Esa anécdota constituye otro de los momentos representativos de la personalidad de Miguel. Por el tema de la mentira lo digo. Porque ser un propulsor de la verdad pero tener a la mentira en la punta de la boca por las dudas, implicó que eso que dijo que existía y en realidad no (Los Abuelos de la Nada como grupo) finalmente tuvo que hacerse carne. La mentira no fue una forma de evadir el momento o de patear la pelota para adelante, fue el modo de empezar a materializar un deseo muy profundo. Nadie podría decir que Los Abuelos de la Nada surgieron de una mentira, no sería cierto.

Si algún legado dejaron sus poemas y sus canciones es que existe la posibilidad de vivir de otra manera, que es posible desestructurarse, que es posible volar y no estar encorcetado por las responsabilidades de todos los días que van a contramano de esas líneas poéticas que dicen:

“ Oye niño / no seas tonto/ Haz tu cabeza estallar / Todo lo que ata es asesino.”

Miguel, como todos, tendría sus propias ataduras. Y si las tenía se las fue sacando. El movimiento de su cuerpo arriba del escenario, bailando alocadamente, moviéndose como le dictaba el corazón de su música, es una metáfora de lo que hacía con sus versos y con sus músicas. Era libre. Los juntaba y los separaba, los rompía, los estiraba, los cortaba, los cantaba con todo el caudal de su voz, hacía que las palabras viviesen hasta que con un hilo de voz las hacía agonizar. Y la mención al cuerpo no es casual porque si hay algo que se nota en las imágenes que aparecen en “Buen día, día” es que era un artista, una persona, que le ponía el cuerpo a la vida. A la vez era muy sexual, veta que empieza a explotar bastante más en la década del 80 cuando sus bailes son cada vez más liberadores y empieza a aparecer en escena con ropas ajustadas color fuccia y la cara cargada de maquillaje. Hay una escena en la película que -me imagino- ha de ser típica de esos tiempos: un plano donde se muestra la intimidad de los camarines y una mesa llena de maquillajes, sombras, base, rush, polvo y espejitos. Sí, todo el set completo.

“Pechito bailarín
según el paladín
siempre al frente
temerario o valiente
un ejemplo de talento urgente
un Maradona que mezclaba todo
un chico de la calle, iluminado y zarpado
con mala leche y con humor
con cierto candor
un ejemplo de lo que es vivir fuerte”

(…)

“Si tenías algo que decir
lo decías dos veces
y tenía buena piña Miguel
y sabía a quién acostar
a quién regalar, a quién olvidar
y vivir
nos enseñaste a todos un poco de sentido
de la senda musical”

(“Con Abuelo”, Andrés Calamaro)

Por poner el cuerpo también en muchas oportunidades se cagó a trompadas (“tenía buena piña Miguel”). Era camorrero. Pero hubo un momento en que abandonó la violencia (así lo dice algunas veces en la película) y para escaparle al conflicto decidió empezar a regalar, a desprenderse. La primera formación de Los Abuelos de la Nada tenía a Pappo como guitarrista. Cuenta Miguel que desde un tiempo atrás ya existía una intención del Carpo de volcar el sonido de la banda hacia algo más blusero que en realidad –uno imagina- no es ni más ni menos que el sonido de lo que después terminó desarrollando en Pappo´s Blues. “Un día llego a la sala de ensayo y encuentro a Pappo que repetía blues blues blues”, cuenta Miguel. “¿Vos querés blues? Quedate con la banda, te regalo Los Abuelos de la Nada”, le dijo. “Este estaba con el blues y mi cabeza era una coctelera”, remata.

Muchos amigos y músicos desfilan dejando su testimonio: Jorge Pistocchi, Pipo Lernoud, Cachorro López, Daniel Melingo, Luis Alberto Spinetta, Daniel Sbarra, Gustavo Bazterrica, Alejandro Medina, Kubero Díaz, Miguel Cantilo, Andrés Calamaro, su hermana Norma Peralta, su ex mujer Krinha y Juanjo Carmona entre otros.

Pistocchi dice que era “como un filósofo andariego” y que cuando lo conoció “nunca dijo que era músico”, Cachorro que si no se hubiese cruzado con él nunca hubiese llegado a donde llegó, Daniel Sbarra cuenta anécdotas donde rescata la facilidad que tenía Miguel para cambiar los planes sobre el momento que –nuevamente- respondía a ese espíritu libre que él ejercía; el flaco Spinetta, como escribí más arriba, habla de un Miguel que estaba todo el día colocado y –atención: dato no menor- subraya que sus letras fueron decisivas para darle forma a su propia poética. Todos se deshacen en elogios y en anécdotas. Respecto de Spinetta vale recordar esto que dijo en el concierto con sus Bandas Eternas, en diciembre de 2009, cuando hizo una versión de Mariposas de madera: “Yo creo sencillamente que existe Muchacha ojos de papel porque existe Mariposas de Madera, inconscientemente me afané Ojos de papel. Les juro que no fue adrede pero reconozco que algo de eso hay”. Ahí hay una marca y nada menos en el que quizás es el compositor más importante de nuestro país. Ese fue Miguel Abuelo.

Por último, el otro testimonio que resalta por su honestidad brutal es el de Andrés Calamaro. Llegados los 80, Miguel está de vuelta en Buenos Aires y forma otra vez Los Abuelos de la Nada. Tiene un éxito que nunca había tenido en toda su vida –dice Cachorro López-. Calamaro lo recuerda así: “Si algo faltaba para terminar de no entender a Miguel era el éxito… y mis canciones”. El éxito le ganaba a la poesía, era el triunfo del hit y, en cierta medida, el pasaje a un relativo ostracismo de Miguel Abuelo. Esta película viene a hacer justicia y a aportar su grano de arena para que sea redescubierto y valorado por las nuevas generaciones como lo que es: uno de los grandes genios que dio a luz esta ciudad.

jueves, 18 de marzo de 2010

Para prestar atención. Comunicado de Plasma.

Mañana viernes 19/3 se cumple un año de la NO reglamentación de la Ley “Régimen de Concertación para la actividad Musical en la Ciudad de Buenos Aires”.

El día 19 de marzo de 2009 la legislatura porteña aprobó por unanimidad esta ley que genera beneficios, exenciones y demás, para músicos y clubes de música independientes de la Ciudad de Buenos Aires.La misma cuenta con un presupuesto que no se pudo utilizar el año pasado por falta de reglamentación y que para el 2010, por este mismo motivo y sin la voluntad del ejecutivo de la ciudad, se volverá a perder.

Esta ley fue impulsada desde la legislatura y los Clubes de Música hace varios años y costó mucho trabajo conseguir su aprobación. El espíritu de la misma es crear una institución dentro del Ministerio de Cultura que otorgue subsidios y genere facilidades para el desarrollo del sector de la música independiente como sucede en otras áreas del arte como Proteatro y Prodanza.

Amigos músicos, Productores, dueños de clubes y público en general, los invitamos a que se informen acerca de esta ley, opinen y saquen sus propias conclusiones sobre este tema que, sin el apoyo de los beneficiarios directos, solo tiende a quedar en un cajón y en el olvido de este Ministerio de Cultura.

Mientras tanto continúan cerrando espacios como pasó recientemente con el Club Lounge y La Vaca Profana, a causa de la inoperancia política y el desinterés por la cultura proveniente del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. De esta manera cada vez quedan menos espacios dedicados a la música en la ciudad y con estas espectativas tiende a desaparecer la actividad en poco tiempo.

Aquí dejamos un link donde pueden leer la ley directamente del Boletín Oficial de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

http://www.cedom.gov.ar/es/legislacion/normas/leyes/ley3022.html

o bien el enlace al sitio web de Plasma:

http://www.sitioplasma.com.ar/2009/02/ley-de-regimen-de-concertacion-para-la-actividad-musical-en-la-ciudad-de-buenos-aires/

martes, 16 de marzo de 2010

Despertaos!

Por Gonzalo Aloras
levantado de www.gonzaloaloras.com/blog

Como siempre llegará el momento de escribir sobre estas cosas con más detenimiento y más delicadeza. Pero lo idea es la siguiente: lo que ha ido decayendo no es solamente la producción artística sino sobre todo y ante todo, nuestra percepción ante ella. No nos cansaremos de repetir esto ya que creemos esencial para comprender los fenómenos actuales de rechazo masivo ante lo que otrora fuese novedad, cambio y revolución artística. `Nos aburren las películas francesas de la nouvelle vague’ dicen los jóvenes de hoy creyendo defender con ello una nueva visión y un nuevo derecho a experimentar cuando en realidad son esclavos de una depresión generalizada, resultantes de una falta de sensibilidad que les impide comprender que justamente las películas más diferentes, exóticas, raras, densas, lentas o esquizoides, amorfas o experimentales, son y serán siempre las más entretenidas y las más divertidas. Lo mismo en la música y en la literatura. Kafka es pop, divertido y con mucho pero mucho humor. Es nuestra percepción la que en todo caso se encuentra atrofiada por la época y cree no ver en su obra más que la expresión apesadumbrada, sombría y tediosa de un alma automarginada de la sociedad!! El que lee Nietszche sin reír a carcajadas es como si no lo leyese!! Lo mismo en Buñuel, Godard, Zappa, Steely Dan, etc, etc. No daremos el brazo a torcer en esta concepción del arte, la diversión y la sensibilidad. Pues ya no podemos ser engañados. Jóvenes del mundo despertaos!

viernes, 12 de marzo de 2010

Volvemos!!!!





Y si. Ha llegado el momento de volver al ruedo después de un verano antojadizo. Antojo pasó y vuelve PC. Pasó el día a día y vuelve el semana a semana. Y volvemos planteándonos una y otra vez cuál es nuestro lugar en el éter, qué hueco venimos a llenar. Porque algo falta y nosotros intentamos humildemente aportar aunque sea un punto de vista que esté por fuera de los parámetros reinantes.

Hace un tiempo que notamos que había algo a nivel musical –un tipo de sonido, el uso literal de las palabras- que estaba agotándose y decidimos ir hacia otro lugar. Hoy ese lugar -el de la música hecha por músicos de una nueva generación- empieza a ser mirado cada vez más con atención por parte de los grandes medios y nosotros seguimos replanteandonos hacia qué lado mirar. Esos músicos seguirán teniendo nuestra atención. Pero para este primer programa decidimos ir hacia una revisión del pasado de la mano de esos con los que vale le pena dar un paseo y que nos cuente cómo era el comienzo y si es cierto eso que alguna vez dijo Bob Dylan de que el futuro está en el pasado.

Litto Nebbia es ese músico. Yo digo pasado y es absolutamente injusto pensar a Nebbia en esos términos, porque Nebbia es presente puro. Sucede que a través de Melopea acaba de editar una obra monumental de 9 discos con un librito que la acompaña + un DVD que registra momentos de la grabación de esos discos + un libro donde el propio Litto -como ya lo hizo con Una mirada- se atreve a escribir e intervenir en una realidad que adolece de músicos con las agallas como para hablar de algo más que no sea música. Esta semana estuvimos charlando con él en su estudio, gracias a una gestión de Gonzalo Aloras. Está bien hablar de música y nos apasiona,por eso gran parte de la charla giró alrededor de este trabajo que se llama Una Celebración del rock argentino y que le llevó años hasta poder editarlo.Pero también caminamos por otras costas.

Nebbia es de los que se apasiona hablando de música (no saben cómo habla, ni se imaginan hasta dónde puede llegar y toooodo lo que sabe y escuchó) pero que también puede y le interesa hablar de otras cosas. Por eso ocupa el lugar que ocupa teniendo la importancia que tiene. ¿Qué lugar? Un lugar marginal, a pesar de ser uno de los pocos a los que hay que llamar sí o sí cuando se intenta reconstruir la historia de los inicios del rock en nuestro país. Porque rompe el molde de lo que hay que decir y porque nunca se queda estancado en un lugar. Si de antemano está establecido lo que los músicos van a decir, Litto se caga en eso. Y eso lo convierte en peligroso. ¿O sino cómo se explica su poca presencia en los medios?

Nebbia fue construyendo su obra de forma paciente y por prepotencia de trabajo. Pero no en silencio. Mientras otros músicos tocan un disco como si fuera una esponja que se estruja hasta sacarle la última gota de agua, él compone, graba, toca y edita. Edita lo propio y lo ajeno. Para eso creó un sello que se llama Melopea que se ha encargado de editar todos esos discos que quedan al costado de la industria porque los grandes cerebros que toman las decisiones no vislumbran un negocio a partir de eso. Y claro ¿a qué ejecutivo de qué compañía discográfica le puede importar editar al gordo Fats Fernandez si no va a dejar ninguna ganancia multimillonaria?, nos decía palabras más palabras menos.

Litto no piensa en la mosca, piensa en la música y en los aportes que puede hacer a través de Melopea. Desde hace 20 años, Melopea es una intervención política poderosísima. Y también lo es su proyecto de juntar a más de 150 músicos para que canten canciones de los artistas fundamentales de los primeros 10 años.

Los primeros 10 años significa 1963-1973. El disco 1 está dedicado a Los Gatos; el 2 a Almendra; el 3 a Moris, Miguel Cantilo, Roque Narvaja y Arco Iris; el 4 a Manal, Vox Dei y Pappo´s Blues, el 5 Pescado Rabioso, Aquelarre, Huinca y Color Humano; el 6 a Sui Generis, Charly García y León Gieco; el 7 a artistas varios; el 8 a Luis Alberto Spinetta y el 9 a Litto Nebbia. Son 200 canciones cantadas o tocadas por Litto, Gonzalo Aloras, Carlos Buono, Leo Sujatovich, Los Mini Cooper, Willy Quiroga, Andrés Calamaro, L.A Spinetta, Emilio del Guercio, nito Mestre, Jorge Fandermole, Fito Paez, Flopa, Gabo Ferro,Pez, etc, etc, etc.
Mañana -entre otras cosas- estaremos presentando esa caja. Presentando es un decir: nos va a llevar todo el año hacerlo, pero es una buena forma de arrancar.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Otra más y ya van...


Una nueva editorial de LNP. esta vez el problema es que los garantistas se meten con la pistolita inofensiva.

EDITORIAL
Shock

"Una jueza porteña suspendió el uso de las armas Taser (que utilizan un shock eléctrico para neutralizar a un delincuente) por parte de la Policía Metropolitana, porque "son potencialmente dañinas para la salud y hasta eventualmente letales".
Parece lógico. Incluso, el gobierno de Mauricio Macri podría responderle a la magistrada que la Policía Metropolitana no tiene ningún problema, no sólo en no usarlas, sino en entregar estas "mortales herramientas" a los delincuentes, a cambio de que estos hagan lo mismo con sus inofensivas y nada "dañinas para la salud" pistolas .45, rifles de asalto, escopetas recortadas y revólveres de todo tipo con que diariamente asesinan a sangre fría. En fin, otro shock a la seguridad por parte del garantismo"
.

lunes, 1 de marzo de 2010

Guillermo Saccomano y el Malba


"Hay una literatura argentina que me interesa: la de Kordon, la de Briante. Hay un tipo que a mí me parece un modelo notable, que es Belgrano Rawson. Hay otro ejemplo, para mí es esencial, que es Dal Masetto, en términos de escribir al margen de los circuitos de consagración. O Esther Cross. No me interesa ser un intelectual Malba. Parece que hoy es más importante estar en el Malba que en un sindicato. Y creo que esto pasa con la intelectualidad argentina. El cine combativo se da en el Malba, cuando Costantini era uno de los dandies que bailaba con Macri y con Antelo en las fiestas menemistas y, de golpe, ahora es el gran patrocinador de la cultura. Los intelectuales van y se toman el champán del Malba alegremente. Yo creo que cuanto más lejos, mejor. Eso también explica por qué me fui a Villa Gesell hace 20 años".
(en Página/12 16-03-2008)

miércoles, 10 de febrero de 2010

Pablo Ramos inauguró un blog



Yo, la historia y el texto
Reflexiones sobre una experiencia personal
Por Pablo Ramos

Hay algo que me pasa seguido. Y quiero compartirlo porque me habría ayudado mucho que alguien compartiera algo así conmigo en algún momento de mi vida, exactamente cuando vivía en Balvanera, hospedado temporariamente en el estudio (una habitación de pensión, en realidad, pero muy linda y limpia y cómoda) de un escritor amigo; y es el hecho de que casi todos mis primeros borradores son pésimos. Son esqueletos a veces sólidos pero la mayoría de las veces raquíticos de algo que ni por asomo sé qué es, o lo que es mucho peor: que ni por asomo sé si puede llegar a ser. Primeros borradores en máquina de escribir casi ilegibles, que dan ganas de tirarlos a la basura. Y más vale que más de una vez me saco esas ganas.

A decir verdad, ahora que lo pienso, alguien compartió algo parecido conmigo, algo que me ayudó, porque lo sentí como unas leves palmaditas en el lomo a la vez que el susurro de su voz me decía: “La cosa es así, macho, paciencia”. Venía de quien para mí es un gran escritor, mucho más grande que Miller: Bukowski. Y venía en un poema. Ese poema tan conocido: Cómo ser un gran escritor, que empieza con ese maravilloso y sano consejo “tienes que cojerte muchas mujeres, bellas mujeres”; consejo sano, digo, para cualquier persona, sea o no escritor, sea hombre o sea mujer, je. Más vale. Pero más allá de ese primer chiste (sabemos que Bukowski se cojía pocas mujeres antes de ser famoso), algunos versos debajo de ese poema cuyo título promete la llave del milagro, la solución al fracaso, se puede leer algo profundo, verdadero, concreto, honesto y, principalmente, generoso:


“y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.
si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres
sin comida
sin esperanza...
entonces no estás listo”


(Para seguir leyendo lo escrito por Pablo para su blog: www.laarquitecturadelamentira.blogspot.com
En el N°22 de revista La Otra se puede encontrar una nota bien extensa a Ramos.
La encuentran en casi todos los kioscos de revistas de Capital Federal)