jueves, 26 de marzo de 2009

Lengua popular 3

Por Maximiliano Diomedi
Y ahora mi respuesta:
"Si me parece constructivo seguir el debate, es más lo cuelgo en el blog.
Seguimos: Estoy de acuerdo en que cultura tiene dos acepciones y justamente ahí está lo ambiguo de lo que vos planteas: hablás de una cultura de los pobres y de mí como alguien que está a favor de ser culto, o sea que en el contexto de lo que planteabas no estaba claro a qué te referías cuando hablabas de cultura. Ahora sí.
Vos tenés una impresión de los intelectuales tomada un poco a la ligera. Decís: "leer para ser culto", que "los intelectuales quieren imponer" que la gente lea, y que "ahí no hay prejuicio, leer para ser mejor". ¿El placer lo dejás de lado? Cuando uno es chico no lee para ser mejor, lee porque le gusta, sino tirás el libro a la mierda y te vas a hacer otra cosa (más allá de la perorata de los mayores sobre lo bueno que es leer). Cuando jugás al fútbol de chico no jugás para ser mejor, jugás porque te gusta y después con el tiempo te das cuenta de que vas mejorando.
Lo de una tercera cultura personal -como lo llamás- incluye a las otras dos ¿no? Lo que no te das cuenta es que vos -haciendo el tipo de análisis que hacés- estás mucho más cerca de la intelectualidad que yo. Eso, a vos -con todos tus pruritos y prejuicios- te convierte, LO QUIERAS O NO, en un intelectual (aunque no sé si intelectual es la palabra, quizás sea una persona con una formación superior a la media). Vos decís que tuviste una etapa en la que eras así. Los mails que mandás demuestran que SOS así. Eso es un problema, porque tiene que ver con asumir lo que uno es, y yo también en las pocas veces que te vi pude formarme una opinión acerca de vos. No creo que me habilite a hacer un juicio, pero creo que, en parte, ese no asumir que sos ESO es lo que hace que no puedas avanzar hacia otro lugar. ¿Porque sabés qué? Vos me echás en cara a mi que estoy a favor de ser culto y vos le tenés tanto respeto a las letras, a escribir, o a hacer películas o a hacer una entrevista que termina por generar que no lo hagas. Entonces vos idealizas lo culto mucho más que yo. Yo te dije una vez: le tenés que faltar el respeto a esas cosas, porque sino te paraliza.
Respecto del ser feliz: yo no descentralicé la cuestión, me pareció que es una salida fácil pensar que lo pobres son más felices. Yo muchas veces me lo pregunté y me lo pregunto, porque he conocido gente que es pobre y parece ser feliz, pero también conocí gente rica que parece ser feliz. Reproduciendo el discurso de que "a lo mejor es más feliz que yo" estás entrando en el juego del poder y del sistema. "Son felices con poco, dejémoslo así". A la política no le interesan ellos, de hecho hacen muy poco para que tengan una mejor calidad de vida, eso que vos decís es un slogan, pero de ahí a la práctica, hay un largo trecho.
Otra cosa: No entiendo la conexión con los poetas. Pasamos de hablar de los pobres a los que trabajan de algo que no les gusta , que no es lo mismo ¿estamos de acuerdo? Hay mucha gente que trabaja de algo que detesta y no es pobre ¿no? ¿En dónde está la conexión con lo que venías diciendo? ¿En el tema de la felicidad? En lo que sí estoy absolutamente de acuerdo es en que hay gente que no puede elegir. Parte de ese "cambiar el mundo" que vos planteabas un poco con sorna respecto de mi actitud, tiene que ver con que todos podamos elegir: desde el disco que queremos escuchar, hasta la obra que queremos ver, pasando por estudiar lo que tengamos ganas.
Decís: "Ahora bien: si entramos a clasificar y dividir la sociedad en zonas de riesgo (no referido a la pobreza ahora sino a lo "felices" que podemos ser o la "cultura" (ya no la de los pobres, ni tampoco la de leer libros, sino la sociologica... las costumbres y eso...) con respecto a eso, vamos a la adolescencia y a la juventud, que es lo que somos nosotros. Y ahí entran en una ideología pragmática y yo creo que política (y por eso creo que no es una boludez como vos decís que yo dije) entran, vos y Dolina como comunicadores sociales... y entraré alguna vez yo espero, más como arte que como periodismo..." ¿Porqué entro en una ideología pragmática y en la misma bolsa que Dolina? Ahí es donde me parece que nuevamente meas fuera del tarro aplicando tus prejuicios. Partamos de una base: el lugar desde el que comunica Dolina no es el mismo lugar que el mío. Dolina está en una radio adquirida de manera fraudulenta como Radio 10 y yo estoy en una FM, radio comunitaria (La Tribu) que no sólo no tiene el poder de llegada que tiene la 10 sino que además de todo eso pongo plata para poder hacer ese programa que hago (y que por lo visto no escuchaste completo, sino no dirías lo que decís). O sea: el lugar del emisor es distinto. Perdoná si me pongo muy intelectual. ¿Pensas que en el lugar que estoy hago política? Por supuesto, y lo tengo bien claro eso. Para mi eso es una forma de hacer política.
Yo no le digo a nadie que lea ni que deje de leer. Y mucho menos comparto opiniones sobre obras de teatro porque hace años que no hablamos de teatro en el programa. Pero supongamos que es así. Entonces planteas que hablamos "entre gente que puede ir al teatro...". Ese "puede" me suena raro ahí. ¿Querés decir "gente que tiene la plata para ir al teatro"? ¿querés decir "gente que tiene la cultura para ir al teatro"? ¿querés decir "gente que vive en lugares donde se hace teatro"...?
Que ver películas iraníes te parezca aburrido habla de vos, no de las películas iraníes. A mi también muchas películas iraníes me aburren, y creo que es una cuestión mía. Pero el hecho que yo pueda hablar de películas iraníes redunda en que vos como oyente sepas que existen películas de ese estilo y puedas elegir verlas o no. Justamente eso que vos reclamás que haga el Estado con los pobres. Además te olvidás de algo muy importante: las películas iraníes o la música que pasamos en el programa es material que queda fuera de toda agenda radial, televisiva o gráfica. O sea: se escucha poco hablar de eso. Y yo creo en el derecho de las personas a enterarse de que esas cosas existen.
Insisto en que el hecho de que a vos los programas culturales te parezcan aburridos habla más de vos que de los programas culturales. De todas formas, estoy abierto a que me digas qué debería hacer para no aburrir. ¿Fonoudióloga? ¿clases de canto? Pensandolo bien, que mi voz se apague es un síntoma de que lo que hago me aburre hasta a mi.
Si, lo tuyo sigue siendo un prejuicio. Pero lo que es peor: es un juicio".

Lengua popular 2

Por Maximiliano Diomedi
Sigue el intercambio entre el oyente y yo. A continuación, el último mail.
"No sé si te parece constructivo que te mande mails, tal vez no (estoy siendo un poco cínico) pero tal vez sí.
Con respecto a lo del curriculum: Mostras tres aspectos de tu infancia-adolescencia con las cuales me querés demostrar que respetás o tenés una base de popular (mamá cora, el futbol y ritmo de la noche). pero más allá de tu afectividad con esto (los recuerdos son algo escencial en alguien que escribe).
Luego de tu adolescencia tuviste una elección, fuiste a la facultad (tal vez ahí comienzan mis prejuicios que puedo desarrollar en otra ocasión) y actualmente tenés un programa de radio donde se dicen cosas. Además te conozco personalmente. Hablamos personalmente en tres ocasiones y eso me da una mínima base para formar mi opinión.
Ahora: aclaremos un los tantos: cultura tiene dos acepciones que voy a nombrar: tradición - "valores historicos sociales"-, constumbres (el asadito-el mate- salir al umbral con la silla dada vuelta- el futbol- la cumbia) y la otra acepción es: leer para ser culto (que los intelectuales quieren imponer, y ahí no hay prejuicio, "leer para ser mejor"). Yo creo en una tercera cultura: la cultura del desarrollo personal (suena a autoayuda pero con ciertos valores de una cultura que está entre lo popular y la culta y que se intuye más que se lee, se puede conseguir). Ahora: que un bailarin o un perro es más feliz que un pobre es una salida o una descentralización de lo que yo estoy diciendo: Yo basé mi teoría en que a mí me chocan los modales brutos de los pobres ¿sí? pero la política misma dice: estudien o capacitencen para tener un mejor trabajo y así poder tener cable y computadora, o sea (lo que se supone) una calidad de vida mejor.
Vos mismo me dijiste que tenes conocidos poetas que trabajan de otra cosa. ¿Quien más que un poeta sabe lo feo que es trabajar de lo que no te gusta? (además que para un poeta está el concepto de que te sambullís y servis a un sistema de mierda).
Vos mismo estudiaste y supongo que dirás: prefiero hacer algo ligado a lo mío que ser barrendero. Yo te podría decir según tu lógica: pero hay barrenderos que también son felices. y vos me deberías decir: pero no soy yo. Bueno, los pobres no tienen la posibilidad de elegir y muchas veces ni siquiera conocen sus derechos para poder reclamar. Ni siquiera pueden soñar porque saben que cualquier sueño es inalcanzable. Yo, desde un lugar politico-poetico diría: yo declaría el derecho a intentar llegar a nuestros sueños como derecho inherente al hombre. Bueno, los pobres no pueden eso.
...
Ahora bien: si entramos a clasificar y dividir la sociedad en zonas de riesgo (no referido a la pobreza ahora sino a lo "felices" que podemos ser o la "cultura" (ya no la de los pobres, ni tampoco la de leer libros, sino la sociologica... las costumbres y eso...) con respecto a eso, vamos a la adolescencia y a la juventud, que es lo que somos nosotros.
Y ahí entran en una ideología pragmática y yo creo que política (y por eso creo que no es una boludez como vos decís que yo dije). Entran vos y Dolina como comunidores sociales... y entraré alguna vez yo espero, más como arte que como periodismo
...
Y ustedes le dicen a la gente: lean (a los jóvenes) y comparten opiniones de obras de teatro entre gente que puede ir al teatro... yo te puedo decir: Los sábados hay programas culturales en todas las radios y todos me parecen aburridos. Ver películas iraníes me parece aburrido. El hecho de que se te apague la voz cuando hablás me parece un hecho estético (y por lo tanto que también entra como "mensaje" inconsciente)
....
¿Todo eso es un prejuicio? "

lunes, 23 de marzo de 2009

Sólo son momentos 2 + bonus Charly García

Charly. La muestra de Gustavo Massó. El artista y su pobre antena.

Sofi Grenada. Productora.

Una flor cuidando mi pasado.

Miro alrededor.

Gonzalo Aloras. Su columna en Patologías. The Last DJ.

The Last DJ.

Primer programa 2009- Arriba: Willy Villalobos (cortado),
Pablo Ramos (columnista literatura), Alejandro Ferreiro
(primer invitado del año), Maxi Diomedi (conductor), Lucio Dodero
(producción- coordinaión de aire), Néstor Pichín (rock de os 70'),
Oscar Cuervo (columna de cine). Abajo: Sofi Granada (producción),
Guada Fernandez (operación técnica). He allí los patólogos.

Lengua popular

Por Maximiliano Diomedi
Hace un tiempo establecimos cierta relación con un oyente al que vamos a llamar Armando. Intercambiamos mails durante un tiempo y uno de los últimos mails que recibí fue uno que, entre variados temas que no tienen que ver con el programa, dice así:
"Creo que en tu programa estás a favor de eso (de ser culto), más allá de que en gran nivel sea un prejuicio de mi parte".
Yo respondí lo siguiente:
"¿Vos decís que en mi programa estoy a favor de lo culto? Después de un tiempo dejé de saber lo que es culto y lo que es no culto. Tampoco sé si estoy a favor, en realidad creo que (...) estoy mucho más relacionado con lo popular. Pero no por gesto de un pelotudo que se emociona con lo popular, sino porque yo tengo mucho más de eso que de lo otro en mi esencia. Me gusta la tele desde chiquito, iba mucho a la cancha (fútbol y basquet), en mi casa se veía Ritmo de la Noche, mi abuela es como Mamá Cora pero 20 veces más hipocondríaca, mi abuelo laburó en el puerto hasta que se murió...y podría darte más ejemplos. Me seduce más lo popular que lo culto. Y eso llevalo a casi cualquier terreno: literatura, fútbol, música o lo que sea. Lo que pasa es que eso no va de contra con que yo también disfrute de lo otro. Si escuchaste el programa sabés que pasamos músicos nuevos, poco conocidos, y de repente pasamos a Calamaro (y su lengua popular). Y si escuchás el de la noche (La Otra) más todavía: hemos pasado a Favio, Los Palmeras, Juanito el Cantor...eso hasta un grupo de pibes desconocidos que se juntan en un ciber de Almagro y hacen rap. Eso eso. Vos me escuchás con mucho prejuicio, y por eso sacás las conclusiones que sacás.Pero no creas que eso me enoja."
El intercambio siguió, y si lo posteo es porque me permite pensar a mi -nos permite pensar a nosotros- qué es lo que esperamos del programa, porqué lo hacemos y hasta saber cuál es el punto de vista del que está del otro lado respecto de lo que escucha. La respuesta fue esta:
"No tenés que mostrarme tu curriculum para demostrarme que no despreciás lo popular. Decís que "eso" no va a impedir que disfrtutes lo otro. Hay una forma de estructurar las ideas muy métodica. Hay una decisión de querer "mejorar" el mundo. Una especie de conducta...
Yo cuando iba a buscar a mis sobrinos al colegio (escuela del estado) veía mujeres que se expresaban de una forma muy ordinaria.Me decía: a estas personas les haría bien un poco de cultura. Luego cambié mi concepto de cultura. Inventé o descubrí un concepto: la cultura de los pobres. Especulé desde entonces en que hay una responsabilidad política para que estas personas tuvieran un desarrollo personal, pero siempre me dije: Tal vez esta persona es más feliz que yo. Yo leí y leí y durante toda mi adolescencia y fui muy infeliz. Los intelectuales me parecen personas infelices que con un poco de talento tienen una postura cínica con respecto a un Dios-suerte. Yo también soy infeliz y tengo una postura contra un Dios pero no cínica. No estoy rendido. En las ultimas entradas de mi blog esbozo una idea de que mi falta de adaptacion se puede deber a algo genetico más que al desarrollo de mi vida. Sin embargo no puedo dejar de tener una mirada prejuiciosa con mucha gente de la cultura. Por ejemplo, Dolina. Yo creo que Dolina lleva a los adolescentes hacia el abismo. Como me llevó a mi. Me "metió" en la literatura y eso hizo que no desarrollara capacidad de adaptación (con la teoría de que leer te sirve para levantar mujeres). Entre los comunicadores sociales yo soy el enemigo numero uno de Dolina. Sé que él es infeliz y creo que "convierte" a los adolescentes en algo (soldados) en donde hay que culturizar (así como los españoles cagaron la cultura de los indios). Si lo que yo haga va a tener una función trascendental quiero que sea "rescatar" a los adolescentes de Dolina. Finalmente, muchos personas que agarran la cultura, al ver que no tuvieron exito en la vida se vuleven resentidos y dan un mensaje resentido... Veo mucho eso en profesores".
Y el último enviado por mi dijo lo siguiente:
"¿A qué te referís con mostrarte mi curriculum? Si te referís a algunos pocos ejemplos de mi vida no es ni más ni menos que lo que hacés vos. Yo también te podría decir: "No me muestres tu curriculum para demostrarme que los pobres tienen cultura". Es más, hasta te podría decir que es una verdad de perogruyo decir que hay una cultura de los pobres, ni por las tapas eso es un invento tuyo. También es una verdad de perogruyo decir que tal vez sean más felices. Y si. Y tal vez son más felices los perros, o los ricos, o los bailarines. La felicidad no tiene que ver con la cultura (en cuanto a qué tan culto somos). Tampoco la capacidad de disfrute.
Lo de querer mejorar el mundo es cierto. A mi me interesa con lo que hago poder sumar. Que las cosas estén mejor. Quizas sea un poco pretencioso, pero no me lo tomo como una pelotudez, que es la manera en que lo planteas vos. Entiendo que no puedas dejar de tener una mirada prejuiciosa, de hecho la tenés, y te lo dije en el mail anterior. El tema es que no te interesa no tener una mirada prejuiciosa. Respecto de Dolina...no debe ser para tanto".
La cuestión es que me dejó pensando algunas cosas que escribí para poder contestarle. No estoy tan seguro de que lo que escribí en el último mail sea cierto. Tampoco que lo de Dolina no sea para tanto. Me sirvió para pensar. Posiblemente haya un respuesta (más que posible es seguro). Sea lo que sea, el intercambio ya le sirvió al programa y a mi.